Echo de menos la Navidad.

Hace tiempo que la Navidad tiene otro sentido en esta casa. Si me esforcé durante un tiempo en que fuese mas o menos como antes desde que los reyes son los padres ha cambiado mucho. No es solo que la decoración navideña sea mínima, es que es prácticamente inexistente. Solo un portal pequeño bajo una lámpara lo contradice. Se acabaron los bolones por el salón y las luces intermitentes. Tiré las velas rojas o se quemaron y nunca mas entraron otras, aquel poster que hacía de fondo de la noche de Belén fue reciclado al contenedor del papel, las figuras grandes del portal anterior están escondidas en uno de esos rincones que solo se ven cuando la limpieza general se impone. Y las cintas con villancicos, los cd´s, están revueltos unos con otros. Spotify no me va a recordar en ninguna lista que he escuchado villancicos con él. (Aunque con las listas tan raras que se monta lo mismo me sorprende.)

A mi, que la Navidad me sigue gustando bastante, me sorprende como he ido dejando de lado todas esas cosas. Me he amoldado, y lo peor es que a mi alrededor también lo hacen por que es lo que ven, a la facilidad de ahora. Me encantaba escribir postales en los días previos a los amigos y familiares. Desearles felices fiestas, buscar el dibujo que mas pudiese gustarle o el mas significativo para ellos, escribir alguna tontería para que en su cara asomase una risa también. Quiero pensar que sigo haciéndolo, que whatsapp me da esa oportunidad, más rápida, fácil y barata que los christmas pero no conozco a nadie que imprima sus buenos deseos del móvil y los tenga junto al árbol de navidad. Que esa es otra, adiós a mi abeto de plástico, a sus mierdas de hojas que parecía otoño cada vez que lo tocabas. Otro clásico perdido, (aunque no he sido nunca muy forofo del pino de plasticoso también lo echo de menos.)

No se como se he ido derivando a esta Navidad aséptica. Y echo de menos las de antes, las de luces, las de música de zambomba, las de turrón y (bueno las hojaldrinas no las echo en falta) purpurina. De bolas y abrazos. Por que esa es otra. En Navidad ahora estamos tan ocupados que ni de abrazarnos tenemos tiempo. Y echo de menos a mucha gente que está cerca y no hay manera de ver. Luego le echaré la culpa a mi trabajo, al de ellos, a los hijos o los viajes, siempre tenemos excusas y lo que yo quiero, lo que necesito es recuperar una Navidad de las de antes. De muchos besos, de salidas y encuentros con amigos sin quedar, de no mirar el reloj por que mañana trabajo y hay que acostarse pronto. Olvidar las “maluras” y recordar, no que nace Dios si no, que nacemos nosotros cada vez que sonreimos cuando estamos con quien queremos.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Carrá.

6:02 Suena el móvil. No dejo que de mas de dos notas y lo apago.

6:20 Suena el móvil. Abro los ojos como esos dibujos manga en los que le ocupan toda la cara. Lo apago. Los ojos vuelven a parecer puntitos negros en la cara. Recuerdo cuando iba al colegio llorando. Cuando despertaba a Irene para ir al colegio y lloraba. Me aguanto dos lágrimas. Y con mucho pesar pongo un pie en el suelo.

Me llevo el móvil a la ducha y voy buscando en Spotify algo que suene. Me da igual. Cuando parece que se escucha una canción el calefactor ya está funcionando y no oigo casi nada. Le doy voz al móvil. Mucha. Lo bajo, los vecinos no parecen mala gente y no es cosa de despertar a todo el mundo tan temprano. Me meto en la ducha con los ojos en proceso de apertura y el chorro frío inicial ayuda. Escucho varias notas seguidas pero no distingo la canción.

Salgo de la ducha y ahora si, escucho una voz que me suena ¿Javier Álvarez? pero no conozco la canción. Es reconfortante secarse con la toalla tan suave. Boxer, pantalón, camisa… ¡Hostia! ¡La Carrá! ¡Que dolor! Le doy una vuelta a la camisa como si fuese una revolera de Curro Romero, me la coloco. Los calcetines vuelan antes de cogerlos con la boca e intentar ponerlos en los pies, cosa harto complicada porque parece que no se pueden estar quietos. Los zapatos entran rápidamente y un jersey que se pasea por la espalda varias veces de lado a lado antes de intentar meterlo por la cabeza. çAbro la puerta del baño con el móvil en una mano. La cadera, los pies, las manos, van de lado a lado del pasillo. Entro en la habitación. Estrella intenta apagar su móvil. Me tiro en la cama encima de ella, le canto: ¡Ay que dolor! Que dolor, que dolor. Un mujer en el armario. Salto de la cama y abro el armario. (No hay ninguna mujer.) Vuelvo a la cama y le planto un beso de esos sonoros mientras sigo bailando por el pasillo.

Acaba la canción y estoy con la puerta abierta para salir, algo sigue sonando en el móvil, no recuerdo que. Apago luces. Olvidé la del baño. Voy allí para dejar a oscuras el piso y desde el espejo un tipo serio me mira. Ojos achinados, calva, barba poblada y con pinta de recriminar el barullo que he formado tan temprano con la canción. Me asusto.  Vuelvo a mirar. ¡Coño, soy yo! Y el tipo entonces me sonríe por que aún es capaz de reconocerse en las arrugas también ve al nenaco de veinte años que incluso en las mas duras es capaz de divertirse con una tontería.

Publicado en Entretenimiento, Música | Etiquetado , | Deja un comentario

Hoy no.

IMG_20171111_094847.jpg

Imagen | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

Whatsapp. Normas básicas.

No me voy a andar por las ramas. Estoy harto de que la gente use whatsapp indiscriminadamente. Así que voy a poner unas reglas sencillas para entenderlas. Todo aquel que no las cumpla… una semana en silencio.

1.- Nada de mensajes a partir de las once de la noche. Quizá no esté acostado, puede que incluso esté en la calle, pero normalmente, a partir de esa hora espero estar tranquilo, y  no tengo ganas de levantarme a por el móvil o que suene en mitad de una película. Vamos… que no tengo ganas de nada, así que, si no es imprescindible… no escribas.

2.- Odio los mensajes que se envían en seis o siete lineas. ¿Que pasa? ¿No sabes escribir y poner un punto sin darle al enter? ¿Conoces lo que es un parrafo? Puedes usarlo en el mismo mensaje. Mi teléfono está configurado para sonar, y así poder atender lo mas rápido que pueda, a las personas que me lo envían. Si me envías siete líneas se va a escuchar siete veces. Y, aunque mi tono es  neutro, no tengo ganas de que se convierta en la banda sonora del día. Descarta enviarme varios mensajes en el mismo minuto.

3.- No envío cadenas, bueno… quizá alguna vez pero no suelo hacerlo, así que no me las envíes tú a mi. Sobre todo de esas en las que si no vuelves a reenviar a diez personas o por ahí te va a entrar cuarenta años de mala suerte. ¿Acaso crees que no tengo ya suficiente mala suerte como para, a sabiendas de que no reenvío, me trague otros seis o siete años mas por tu culpa?

4.- Mi teléfono es una patata y no puedo permitirme descargar vídeos pesados de mas de dos o tres megas. Si confías que lo vea y te conteste tendrás que esperar a que tenga señal wifi para descargarlo. Incluso así debe ser medio bueno para que lo haga. Sin ser escrupuloso reconozco que me han llegado cosas que me han sorprendido desagradablemente. ¡Contrólate! Tampoco soy fan de los buenos deseos con gatos, flores o música pastoral.

5.- Entiendo que a veces las circunstancias piden un audio en vez de texto. No abuses. Además confirma que tiene un sonido medio decente para entender. Por su puesto: Nada de gritos.

6.- Sin ser un “pejigueras” de la ortografía, y sabiendo que a veces el corrector juega malas pasadas, amén de tildes y la b/v con su manía de estar juntas, espero que tengas la costumbre de hacer una criba antes de enviar. No tolero la “K” cuando no toca, o palabros para ahorrar dos caracteres. ¡Coño que es gratis!

logo whatsappRecuerda que whatsapp es una aplicación para mantener el contacto, pero no tiene por que ser inmediata. Si esperas una respuesta rápida solo tienes que pulsar el botón de llamada para que me entere de tus demandas. Se nos olvida que el móvil también tiene la “función” teléfono.

Creo que por ahí habrá alguna que otra regla más. Las que a mi me interesan son básicamente estas seis.

Ya hablamos, o ¿whatsapeamos?

Publicado en Entretenimiento, Organizaciones, Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

Cuatro gatos.

Hace años, cuando uno aún tenía flequillo, alguien propuso ir a ver a los Stray Cats. Tocaban en Madrid y augurábamos un fin de semana apoteósico. Un viaje organizado en las mesas de la taberna del 6 que terminó una semana mas tarde en la misma mesa. El dinero para el viaje se nos fue en una juerga de fin de semana y quedó lo justo para comprar el último disco de los Stray Cats que echamos a suertes con la promesa de grabarlo al resto a quien le tocase. Hasta hace unos pocos años nunca había tenido un original de esta gente.

Este año tenía intención de ir a ver a otros gatos. Jenny and The Mexicats hacían una gira europea y llegaban a España. Granada era la ciudad mas cercana donde iban a tocar y  había que reajustar horarios, pedir días, y organizar el viaje para poder verlos y que no supusiese otra desilusión gatuna. Casi todo controlado cuando vuelvo a mirar y… ¡Coño! ¡Que vienen a Córdoba! Ni una palabra mas. Compré las entradas dos semanas antes del concierto.  Mientras tanto me hice con la discografía y si ya me gustaban terminaron por encantarme.

El día del concierto  me fui para Hangar. Paso ligero, que empezaban a las nueve y a esas hora yo estaba saliendo de trabajar. Cuando llego ya habían empezado. Los Swett Barrio estaban tocando. Los conocía de dos días antes que había curioseado en Youtube y tenían buena pinta. ¡Los disfruté!

Después de la segunda cerveza, el concierto iba rápido, apareción Jenny. ¡Puro nervio! Pantera, guitarra y alma del grupo se encargaba de dar caña y animar al personal.

Cuatro gatos en el escenario y poco mas en la sala. El concierto no tenía la expectación que yo esperaba pero  aquello mejor. Pocos y bien avenidos disfrutábamos de la voy y la trompeta de Jenny Ball. Fue un concierto acogedor, rumboso y lo mejor… con espacio para bailar y divertirse.

Conciertazo con regusto ligeramente amargo. ¡Faltaba gente! Uno no sabe si tiene un gusto peculiar o solo fue difícil para los Mexicats competir con los Aslandticos en un concierto gratuito con la Mezquita de fondo. Sea como sea… cordobeses, os habéis perdido a los Mexicats y se que os vais a arrepentir.

 

Publicado en Música | Etiquetado , , | Deja un comentario

Se pasa septiembre.

Si me despisto no dejo ninguna entrada este mes, y odio que me pase eso. ¡Coño tengo conexión a internet veinticuatro horas! No debería pasar eso. Además este mes es el que mas días de descanso he tenido y encima vacaciones. No, algo tenía que escribir aunque fuese para decir que no tengo nada que escribir. Cosa que es falsa porque llevaba tiempo sin putear tanto el cuaderno como este mes. Lo que pasa es que no me gusta escribir con el móvil o la tablet, que es como escribo ahora.  Así que lo voy dejando para cuando estoy en casa, y en casa se te ocurren mil cosas menos escribir. Total que si no llega a ser por erDani, que hoy me ha dado un toque, ni me acuerdo de que tenía un blog.

Como ya digo que no tengo nada que contar solo voy a resumir mi mes, para cuando me llegue la falta de memoria echar mano aquí y recordar por donde andurreé el mes.

A ver.. ¿Como era?

Si. Trabajo, claro. ¿Como no? Hasta el dia siete. Esa misma tarde me voy a Lucena, a la Feria. Ya he dicho que a mi la feria me gusta de cualquier manera, así que si podemos irnos seis en vez de tres… ¡Mejor! Nos plantamos en el arenal con los dos peques de Daniel y Vanessa. (Hay que empezar a enseñarlos desde chiquitos y a esos los convenzo el año que vienen para la de Córdoba, fijo.)

De la Feria a las fiestas del Valle en Écija. Le tenía ganas. Tan cerca de Córdoba y sin haberla visto. ¡Me ha encantado!

No había terminado la feria de Cortegana y nos planta,os allí para el día 10. Nos dio tiempo a ver un cartel muy curioso: Curro Díaz, López Simón y Miguel Angel Silva (que sustituía a David Miranda y se lució.) Mas rato de feria para tomar los siguientes días de senderos y Aracena. Por cierto ya he visto la Gruta de las Maravillas. Muy chula, muy bonita, recomendable 100% si estas en Aracena o la sierra de Huelva, pero vamos… ¡Que me agobio, coño! Que no están hechas las cuevas para mi. (Excepto una que hay en Guadix que es espectacular.)van-gogh-espectadores-en-los-toros

Otro poquito mas de curro para llegar el día 16 y con él mis vacaciones. Muy bien aprovechado el fin de semana con Rafa, con visita incluida a San Jerónimo,  que da paso a una semana con mis padres. Unas vacaciones dentro de las vacaciones. Aprovechamos para celebrar el 80 cumpleaños de mi madre. Lo peor de los cumpleaños no es solo que se hace mayor el afectado, es que nos repercute a todos. Aunque… es la única manera de tener tiempo y eso es de ĺas cosas que yo suelo pedir con insistencia, así que… ¡Bienvenidos sean los años!

Me quedaban tres días en los que un viaje era la opción principal pero he cambiado por una visita a Córdoba. O sea, paseos, exposiciones, el C3A, Arqueológico, Filmoteca, siestas sin prisas, lecturas, series…incluso varios arreglos en el piso.

Hoy estoy aprovechando los últimos momentos y por fin hacer una entrada que pensaba mas corta y se ha ido de madre. Tanto como para terminarla con el teléfono móvil. (Me he quedado sin batería en la tablet.) Aunque la ventaja es que ahora puedo poner las fotos de estos días.

christophniemann5

De Christop Nieman.

 

Nos vemos.

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Pilar Rojas.

Me falta imaginación. Quiero decir que me falta imaginarme. Que puedo contarte la charla sobre vuelos rasantes que tuvimos el dragón Eliseo y yo el otro día en el aeropuerto, o como perdimos el autobús a la Atlántida por culpa de aquel caimán que se cruzó en la Breña. Pero en cuanto tengo que poner un nombre que tenga algo que ver conmigo la cabeza empieza a silvar y echar humo como si fuese la olla express. Así que el otro día cuando me decidí por enviar un micro al concurso de Santaella y ya tenía todos los datos en su archivo correspondiente solo necesitaba un seudónimo para terminar y enviarlo.

Vamos a ver Fran, pensaba, esto es fácil. Pones cualquier chorrada y ya está. Café del Búho es lo primero que se cruza por mi cabeza, pero ya he enviado alguno que otro con ese seudónimo y me tienen que conocer en media Córdoba. Nada, nada, algo mas original. Targaryan, Kalessi, me cago en la puta que parezco un friki de Juego de Tronos. Nada, nada… un nombre normal. Algo de toda la vida pero que no tenga que ver conmigo.

– A ver Rafa. Dime un nombre y apellido. – Le pido a mi nene que está entretenido con el móvil.

– Pilar Rojas.

– ¿Pilar Rojas? ¿Y esa quien es?

– ¿Pero no me has dicho que te diga un nombre?

– Si, bueno… pero ¿tan rápido? ¿Quien es esa?

– Yo que se. Una que sale con “el Diablo” en instagram.

– ¿Pero de que la conoces?

– ¡Que no la conozco! ¿No me has dicho que te diga un nombre? ¿Y para que lo quieres?

– No… Va… Para nada.

Así que terminé presentado el microrrelato al concurso de Santaella con el seudónimo de Pilar Rojas. Y… oye que así se ha quedado. 

Publicado en Entretenimiento, Relatos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La ventana.

VentanaEstrellaNoche

Miramos a un lado a otro. Esperamos que llegue pronto.

Pero quizá ya está con nosotros. Puede que esté detrás de la ventana. Lo tenemos tan cerca, ha estado ahí siempre, es tan evidente que ni siquiera nos damos cuenta. Y no miramos detrás.

Mientras seguimos mirando a un lado y  a otro.

Publicado en Entretenimiento, Fotografía, Noticias y política | Etiquetado , | Deja un comentario

La foto.

Abrir la cuarta carpeta del directorio Imágenes. Buscar la séptima fotografía. Subirla al blog. Empezar a escribir. Esa era la idea.

La cuarta carpeta tiene el título de Semana Santa 2015. Sin embargo las primeras fotografías no tienen nada que ver con esa fecha. Son fotografías en blanco y negro de Córdoba. Una persona conocida y paisajes de parque. La sexta y la séptima son arcos. Esta es la que ha tocado. IMG_0075

Es una birria de foto, lo sé. Pero me gustan los arcos, y quiero pensar que era el único ángulo donde enfilaba cuatro del tirón. El lugar es Guadix. Es la antigua iglesia del Corazón de Jesús. Es una de esas construcciones que duró poco. Se inauguró a finales de 1925 y la bombardearon en la guerra civil varias veces. Después no ha podido ser reconstruida, y lo peor… tampoco la han tirado. Queda ahí, como una de esas innumerables recordatorios de la estupidez humana, en una barriada nueva que florecía con la estación a un lado, la azucarera a otro y una iglesia, por su puesto, nuevecita.

Ni idea de que me llevaría a sacar esa foto pero hoy ha vuelto a salir a la memoria, así, sin venir a cuento, y al final no solo son cuatro arcos mal dispuestos. Es un símbolo de lo imbéciles que somos. No solo aquellos que decidieron bombardear, no hay mas que ver las pintadas, el abandono, para descubrir que seguimos siendo unos imbéciles y las autoridades, no tienen la suficiente lucidez para hacer algo, tirarla o arreglarla. Pero algo.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Barcelona

Miro el móvil: 62 mensajes en el grupo de la familia. No es sorprendente porque somos un montón en ese grupo pero normal tampoco. Le echo un ojo esperando ver las fotos de las manualidades de alguna prima, las carantoñas infantiles a los últimos agregados familiares, o la discusión sobre algún tema político. Nada de eso. Desde Barcelona una de mis primas avisa sobre las cinco y media que están bien. Que en La Rambla ha habido un atentado con una furgoneta y que hay un muerto y al menos veinte heridos. No hay conversación como otras veces, solo noticias y muchos insultos. Hijos de p*** (mi prima Carmen no dice tacos pero lo piensa, de ahí los asteriscos), cabrones, cobardes, no hay reparo en usar cualquier término para los tipos que han arrasado (iba a escribir arramblado pero no es el momento de gracias) por la avenida con todas las personas que se han encontrado en su paso. Leo los avisos de la policía, la matrícula que buscan, la alerta y las movilizaciones que hay en Barcelona. Leo los mensajes de otro de mis grupos, en él hay un amigo que es guardia civil, está indignado, cabreado, se ve impotente ante la situación. Dan ganas de reconfortarlo por que sabemos que a veces, como a todos los que trabajan en seguridad del estado, les ha llegado una mala experiencia. Una de esas que cambia el concepto que tenías cuando hiciste el examen de oposición para ingresar al “cuerpo”. Otros hablan de no salir, de quedarse en casa, de no andar por sitios transitados. Me niego. Me niego a ir asustado por mi ciudad, por mi pais. Me niego a que unos desalmados me intimiden, a que me hagan aborrecer una raza, o una religión solo por que algunos hijos de puta (yo no soy como mi prima Carmen) intenten meter el miedo a media España, a medio Mundo, porque esto no es cosa de unos pocos, pero desde luego no es de todos.

Ya fuimos victimas de uno de los ataques terroristas mas grandes del mundo aquel 11 de marzo. Hemos visto caer en directo las Torres Gemelas, fuimos Charlie, y el puente de Londres, ahora ha sido Barcelona (esa a la que le hemos dado tanta caña ayer mismo en la Supercopa) la que ha sufrido el ataque y como si fuese una pelea de familia todo lo que la hemos puesto a parir se queda atrás. Barcelona hoy es mi ciudad.

Publicado en Noticias y política | Etiquetado , , | Deja un comentario