Día de difuntos.

Como todos los años el abuelo Salvatore nos dejaba los regalos a los pies de la cama. Entre ellos nos dejaba una nota en la que nos hablaba de sus abuelos, nuestros antepasados, que ellos eran quienes nos enviaban el regalo en estas fechas.

Papá decía que eso eran tradicionalismos estúpidos del pueblo del abuelo pero después nos hacía vestirnos y nos llevaba a darle las gracias frente a su tumba.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .