La acabadora.

RetoJulioEl reto de julio decía: “Un libro que escojas por la portada”. ¡Chungo! Primero por que cada vez compro menos libros en formato papel. Segundo por que no suelo escogerlos por la portada y tercero porque soy muy crítico con las portadas. (Una cosa es que no lo elija por la portada y otra que no me gusten.)

El caso es que estaba en Guadix y desde hacía varias visitas que tenía ganas de entrar la Librería Pipper. Me habían comentado que estaba chula y quería verlo por mi mismo. Voy decidido a no marearme mucho con buscando una portada que me gustase y comprarlo. Entonces me encuentro con el primer problema. Las portadas son una birria. La mayoría de libros dejan el exterior con poca chicha. Ya digo que soy muy crítico. Hay una editorial que me encanta (La isla de Siltolá) que tiene unas portadas muy pobres. No entiendo como, con libros tan buenos, no son capaces de elegir portadas decentes, casi todas sin sustancia. Sin decir nada. Y una portada tiene que contar una historia, o al menos, si no la cuenta, que me haga querer abrir el libro para ver que hay dentro de él.

El caso es que lo pensaba que era fácil, no lo fue tanto. De primeras solo me llamó la atención una portada y es de un libro que tengo: Legado. El perfil de un dragón es un buen método para llamar la atención. Si tu ves un dragón en la portada con ese detalle… ¡Tu tienes que abrirlo! Seguí curioseando y… me encuentro una niña que me mira mientras paso el expendedor con la mano izquierda. Me recuerda aquella foto de Steve McCurry, esa de la niña afgana de ojos verdes en el National Geografic, pero parece anterior. Unas velas muestran su cara en un claro oscuro impactante. Miro con detenimiento el libro, es pequeño, ni doscientas páginas. De ediciones Salamandra. En la cabecera con letras blancas sobre fondo rojo, el título: La acabadora. Mas abajo, con letra menor, la escritora: Micherla Murgia. Ni conocía el libro ni a la autora. Pero la niña que está tras las velas sigue mirándome. ¡Decidido! Este es mi libro. LaAcabadoraPor

La fotografía que tanto me ha gustado es de Carlo Bevilaqcua. (Que coincidencia, pariente del Subteniente Vila). Es una fotografía de 1955. Después he curioseado un poco sobre el tal Carlo. (Aquí el enlace mas completo.) Bevilaqcua cuenta cuentos en cada foto. Al menos en la mitad de ellas. En las otras se dedica a la imagen por la imagen, edificios, sombras, todo aquello que le llama la atención y ve precioso. La fotografía es ideal pero después de leer el libro te das cuenta que es mas que eso. Ese libro cuenta la historia de la foto.

La acabadora es un libro de costumbres. De esas que, como la protagonista, quizá no entendamos, pero que la vida, a la larga nos hace comprender. Con suerte mas tarde que pronto. Este libro es de los que se degustan de poco a poco, con capítulos cortos, sin título ni nada, solo por saber que vas avanzando y puedes dejar de leer sin agobios. Que quieres terminarlo pero no que acabe. Un libro que no se detiene en historias secundarias, en otros personajes, solo lo justo para que tenga sentido el devenir de las dos protagonistas: Bonaria Urrai y su fill´e anima, Maria Listru.

Un relato con dos ideas claras, la primera es muy fácil: No juzgues. La otra muy del gusto de James Bond: Never Say, never again. Un libro, a fin de cuentas, muy recomendable, no solo por la portada.

LaAcabadora

Carlo Bevilacqua, 1955

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento, Libros y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.