Weekend Beach 2018

Las alegrías del festival vienen desde Navidad. Mi amigo invisible me lo trajo de regalo en los camellos de los reyes magos. En el sobre traía la letra de mi hermana Lidia que, pasándose de presupuesto, me hacía un pedazo de regalo: La entrada del Weekend Beach 2018.

Desde el primer año, que lo disfruté como un enano, no había podido volver a Torre del Mar para ese festival. Los otros años había conocido el cartel, había visto fotografías del evento, incluso me había “arrimado” a las redes sociales esperando que una gracia divina me concediese una entrada por sorteo, por concurso de méritos, por gracia divina o por pena. No hubo manera. Este año, sin embargo, con las vacaciones en esa época parece que el apoyo filial fue, como siempre, la mejor opción.  Así que tenía entrada.

Este año empezó siendo muy duro y las circunstancias, sin mejorar ostensiblemente, si que han pasado a ser previsibles, menos alarmantes, había festival y podía pasar varios días en Torre del Mar. El miércoles, después de almorzar, tiramos para la playa Mariola y yo, de avanzadilla, como en aquel primer festival hace ya cinco años. Hasta ayer mismo que volvimos con Lidia e Irene para Córdoba.

El cartel del festival ha sido bueno. Quizá no espectacular pero si muy variado. Gente que no conocía como La Regadera, Green Valley o Dubioza Kolectiv me han encantado. Por fin he podido ver a Antílopez y We the Lion. He vuelto a disfrutar de Danza Invisible y el incombustible Ojeda,  El Kanka, Macaco, Celtas Cortos, El Canijo, La Pegatina. Otros que fui a ver por recomendaciones de otra gente como  Izal, Jimmy Clif, Dorian… Luego también vi, aunque fuese de refilón a Bumbury y el tipo ese de la música pachanquera… David Gueta. (Que en su favor diré que parece que tiene tirón pero es un mojón como una catedral.)

Al final lo mejor del festival no es el cartel, ni la música, ni la variedad de gente que encuentras allí. ¡No! Lo mejor es disfrutarlo con tu gente, con la familia, como es mi caso, con algunos amigos. Sumar experiencias y besos, y apretujones y bailar un tango serbio con la voz desgañitada cantando eso de: Loooo, lololo, lololo.

Lo único que me ha faltado para este festival ha sido mas gente para poder compartirlo. Así que… ¡Quizá el año que viene te animes y nos veamos allí! IMG-20180707-WA0029

Esta entrada fue publicada en Entretenimiento, Música, Pasatiempos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Weekend Beach 2018

  1. Mariola dijo:

    Rectificación: tango bosnio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .