Bye bye marzo.

Se cierra marzo y se vuelve uno de esos meses para olvidar. De los que enseñan. Con muchos días sin trabajar y ninguno para descansar. Con alguna risa, pocas, y muchas congojas. Con horarios de bebé cabezón y comidas a salto de mata. Aunque también con pestiños de confitería y besos en la ensalada.

Se cierra marzo y llega abril. Llega  con un  décimo aniversario del inicio de un máster. De los que enseñaron tanto como este mes y aprendí a apreciar los buenos momentos, y a saber que los malos no duran tanto cuando se está con gente que quieres y te quieren.

A tomar por culo marzo. Vamos por otro mes.

Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .