Bosques.

Esconden poco los bosques que son de columnas. Tan previsibles ellos en su crecimiento. Tan estrechos para tapar. Pero a veces, como en Córdoba, como Corto, tan bellos que nadie mira lo que hay debajo, las personas, el movimiento se pierde en la retina para centrarnos en lo importante. Esconden

 

 

Esconden poco. Pero… ¿quien quiere esconderse cuando hay tanto que ver?

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .