De árboles caídos.

A mi me sacas del jaramago y distingo poco mas. Mi vena botánica solo se fortalece durante las dos semanas del concurso de patios en mayo y es justita como para regar jardineras el resto del año. Lo que no quita que lleve mosqueado desde hace tiempo por como se están tratando los árboles en la ciudad.

Bastante me ha fastidiado ir sorteando naranjas todo el año por el carril bici, y por las aceras, fruto del … (¡vale! fruto del naranjo y después del chiste…) abandono que en los dos últimos años ha habido con los árboles en Córdoba,  para que encima, en el último mes, haya visto tres árboles caídos sin un temporal excesivamente fuerte como para que terminasen de esa guisa. Eso por no hablar de las innumerables ramas que  han terminado en el suelo. O las que deberían haber acabado, con una poda en condiciones, para evitar andar tranquilamente y comerte las ramas.

El caso es que es un lástima el abandono botánico que tiene Córdoba en árboles ornamentales. Y me refiero a estos por que son los que veo día a día en la calle, los que me dan sombra, los que me alegran la primavera con sus hojas nuevas, con su azahar. Me refiero a estos por que son los que me dan ganas de intentar arreglar  como están, por que si me refiero a todo lo que está ardiendo… Primero me dan ganas de llorar pero cuando desaparecen las lagrimas aparece otras de eliminador de pirómanos que hablan muy mal de mi instinto asesino.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y política, Organizaciones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s