Lovesick

Desde aquellos cubatas que cayeron en Mixology que no me había enganchado tanto una serie. Las dos temporadas de Lovesick han caído del tirón. En mi defensa y para no tildarme de friki irredento hay que decir que solo hay ocho episodios por cada una y no llegan a la media hora de duración.

Lovesick cuanta la historia de Dylan, un tipo enamoradizo que se encuentra con una enfermedad venerea, clamidia, y le recomiendan avisar a las personas con las que haya tenido sexo. A partir de ahí, una listas de mujeres va dando nombre a los episodios que entre flashback van contando las historia de Dylan, Luke y Evi. Tres compañeros de piso que se nos hacen entrañables. En la segunda temporada un personaje secundario, y amigo de los anteriores, Angus, cobra protagonismo y se hace un hueco entre los protagonistas.

unnamedLa serie tiene unos planos muy trabajados, sobre todo en primerísimos primer plano, nada usual en tv, y una fotografía espectacular. La música que acompaña los créditos es variable así que si tienes oportunidad y no hay prisa escucha todo lo que te ofrece.

Lovesick es de esas cosas que te encuentras por ahí y te alegra el año. Una de esas series que recomiendas por que sabes que es el complemento ideal para un día aburrido o triste, sin tiempo para nada, de esas que ves comiendo antes de acostarte y te dejan un mejor sabor de boca que el bocata. Así que si tienes tiempo, y Netflix, no la dejes pasar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento, Series., Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s