Gilipollas en bici.

Como distinguir a un ciclista urbano de un gilipollas en bici.

Ante un semáforo rojo: El ciclista se para mira a un lado, mira a otro y si puede se lo salta. Si no espera pacientemente a que se ponga en verde. El gilipollas se lo salta sin mirar si está en verde, en amarillo o en rojo. Si es un semáforo de cruce o de giro. El que es gilipollas piensa que todo el mundo le debe la vida. Le da igual esquivar en el paso de cebra a los peatones como si fuesen banderines de slalom. Al ciclista es al que saludas cuando cruzas la calle. El gilipollas es al que le das recuerdos a su puta madre.

En la acera: El ciclista urbano intenta evitar usar la acera. Buscará el carril bici. En caso de ir por una espera pacientemente a que los peatones le brinden la oportunidad de rebasarlos. En caso de dificultad se baja de la bici y continúa unos metros a pie para no molestar ya que está “invadiendo” un lugar destinado para peatones. Se disculpara´por transitar el acerado y dará las gracias, aunque sea mínimamente con un gesto por el favor de retirarse para cederle el paso. El gilipollas dará un bocinazo, o comenzará a usar el timbre de la bici como si fuese una ambulancia con parada cardíaca esperando que todos le abran pasoNo distingue entre carril bici y acera, toda la calle es suya. Es capaz de increpar al transeúnte en caso de encontrar a algún sordo o que no se incline ante sus timbrazos.

En el carril bici: El ciclista urbano, consciente de que invade la acera constantemente, usará el timbre o alertará al usuario que se encuentre andando por el espacio reservado a las bicicletas. Si no hay inconveniente, usará la acera o el arcén para no asustar al peatón. El gilipollas es ese que empieza a increpar a los peatones que, normalmente despistados, o por no existir acerado, usan el carril bici como tal. El gilipollas solo increpará a ancianitas encantadoras y personas que no supongan un altercado en su devenir.

   Y todo esto… ¿a que venía? ¡Ah si! Pues que en Córdoba están proliferando los gilipollas en bici como las setas en la sierra. Y es necesario saber distinguirlos para no mezclar a los usuario de la bicicleta con los gilipollas. Gilipollas hay en todos los sitios y ahora también van en bici. ciclista-urbano-fumando

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento, Pasatiempos, Salud y bienestar y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s