El Nobel.

Uno sabe que no va a poder leerse todos los libros que le gustaría. (Aunque a veces se le olvida y el coraje le invade mirando embobado el escaparate de una librería, o pone cara de circunstancia cuando pasea por la feria del libro.) También sabe que es imposible leer algo, o al menos conocer, a  todos los escritores. (Aunque también lo intenta. Y en eventos como Cosmopoética uno se da por satisfecho durante unas semanas al añadir escritores muy valiosos a esa lista que un va aumentando año tras año.) Uno todo eso lo sabe y además cree conocer a escritores relevantes internacionalmente, no solo los best-seller de turno. Pero entonces llegan los noruegos y le dan el Nobel a la biolorrusa Svetlana Aleixiovich… y tienes que tirar de wikipedia para no fastidiarte mas la vida. Nobel-Prize

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s