La foto.

SanBenito

San Benito.

Tú entras en un museo, en una exposición, en un evento y es fácil que te encuentres un cartel donde te impidan usar el la cámara, a veces solo el flahs. (Opción que si por mi fuese lo ponía en todos.) Es un aviso normal en este tipo de lugares.  Quizá pensamos que un móvil no es una cámara, o sea que puedo hacer fotos con la tablet, con el móvil. Pues no. No se pueden hacer fotos de ningún tipo.  Pero claro, los avisos están para saltárselos. Así que cuando llegas a un museo, un poner: “El Prado”, no puedes hacer fotos. ¿Lógico verdad? Para nada. Allí quien mas quien menos saca su cámara, y disparaba indiscriminadamente, por no hablar de los móviles o los selfies del tipo: Yo estuve con las meninas. ¡A ver gilipollas! ¿Tú a que coño vas al museo? Si no se puede hacer fotos no se puede. Y si quieres te compras cuarenta postalitas de los cuadros y te las pones como si fuesen los billetes de San Benito para hacerte una foto. Pero respeta a los demás que estamos viendo tranquilamente las obras.

A mi, que me gusta una foto mas que a un tonto un lápiz, me he venido del viaje de Madrid con las justas. Alguna que otra en la calle pero pocas por eso de ver más que hacer y por su puesto porque la mayor parte del tiempo la he pasado en exposiciones o museos. ¡Vamos! Harto complicado ir disparando la cámara, por que uno, por muy cafre que sea a veces, es medianamente coherente con las reglas. ¡Y si no se puede no se puede! Total que me he quedado con las ganas de hacer cuarenta mil fotografías a los cuadros del La galería OnLine es chulísima., a los del Reina Sofía y a algunas fotografías que había. (Excepción de la exposición de Matadero que estaba al aire libre y era “casi obligatorio” hacer fotos.) Ahora, eso si, estoy en la página del Museo cada dos por tres, bajando cuadros, recordando y viviendo otra vez lo visto a través de twitter, facebook, e incluso whatsapp. Es un puntazo que en el día a día te encuentres con detalles de un cuadro que conoces, que quizá en su día no te diste cuenta. Visitar un museo y quedarte con todos los detalles es imposible, pero para eso tenemos la opción de volver a ese museo cada dos por tres aunque sea a través de la red.

El caso es que con la de posibilidades que se nos ofrecen no me explico que la gente coja su cámara, o móvil, o tablet, y se ponga a disparar indiscriminadamente a los cuadros. ¡Para fusilarlos! (Bueno… pero solo disparos con flash.) 1439127461885Que conste que la foto está hecha con una app del museo del Prado.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s