Feria Córdoba 2015

¡No! No me voy a quejar esta vez de Feria. Hacía tiempo que no pisaba tantos días el Arenal. Empecé temprano.

El sábado coincidió que después de un paseo con Rafa por el centro estuvimos un rato en la calle del Infierno. Algún disparo en casetillas de tiro, este niño tiene mejor puntería que yo, alguna caseta vista en tiempo record y poco mas. No me ha salido el vástago muy feriante y yo con un ratito me quité el gusanillo.

El martes si que caía y como a mi me gusta. Salir por la tarde con Mariola, dimos una vuelta, tomamos unas cervecitas y a las diez ya estábamos dispuestos para volver a casa. Luego quizá nos retrasamos algo mas pero nada importante. Un saludo a la gente de la estación que entraban mas tarde en el turno de noche de feria, un concierto de los Tabernícolas y llegar a casa siendo persona.

feria-de-crdoba-2015El miércoles tocaba el Canijo de Jerez en la caseta municipal. Después de una tapita con Estrella fui con hora al Arenal para ver al tipo. Allí había quedado con la familia y se me cruzó una caseta por medio. La Becerrá. Encontré a media familia allí. De nuevo los Tabernícolas y como además conocíamos el repertorio hasta que no acabaron no salimos para la municipal. El Canijo había empezado y estuvo bien aunque ya veníamos cansados. Cuando acabó el concierto ni lo pensamos. Directos al bus. Directos a casa. Directos a la cama.

El jueves era el día indicado para salir. Desde medio día hasta que el cuerpo aguantase. Mucha gente en la feria, encuentros con personas que llevas años de no ver, charlas de esas trascendentales que se dan precisamente cuando decides irte y… te alargan la jornada. Fue un buen jueves de feria. A mi solo me faltó ErDani.

Bonus Track. El viernes no era un día en el que tuviese pensado pisar el Arenal pero… Que mejor excusa para hacerlo que acompañar a gente que viene de fuera para tomar al menos una cerveza. Fue un día extraño. Una forma distinta de ir a la Feria. El recorrido habitual al Arenal se hizo un poco mas largo. Los Vallecillos, Estrella y Cristina, tienen una visión diferente de feria de la que tengo yo. No tienen ese “ansia” por llegar, ni se emocionan al pisar el albero, pero una vez puestas son capaces de bailar con la “mano arriba” y disfrutar de una caseta como el que más. Lo del viernes fue un ratito, con lluvia incluida, pero una sensación agradable. A mi la feria, ya digo, me gusta en todas las versiones. (Hasta cuando he tenido que ir a montar casetas.) Fue mi último día.

Se nos acabó la Feria. Se acaba mayo. Y si me apuras… creo que también se acaba una etapa. Una de esas en las que toca organizar un poco la vida, centrarse, o simplemente… ordenar la cabeza. Limpiar el piso, tirar trastos, dejar solo para las fotografías antiguas las  ideas de hace años. Para no olvidar lo que fuimos pero sabiendo que ahora somos mas, o menos, pero otros.

Pufff… Me estoy poniendo melodramático y solo se acaba un mes. Acabo la historia. Queda todo el verano por delante y aunque no traiga promesas de diversión sin límite… no pienso desaprovecharlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s