Protección total.

– Yo no quiero de eso. – Me dice el pequeño.

– ¿Como que no? Mira el primo lo tiene puesto y así podéis jugar en la playa a lo que queráis. – Intento convencerlo mientras le aplico la crema solar. – ¡Es protección total!

No parece muy convencido pero, mas mal que bien, se deja embadurnar por todo el cuerpo.

No han pasado cinco minutos cuando el primo y él llegan llorando.

– Esto es una caca. – Dice mientras se raspa la piel con las manos.

 Tienen prohibido, los dos decir “mierda”, y sollozan mientras les preguntamos que ha pasado. Al unísono los dos se señalan.

– Me ha tirado una piedra y duele igual. Ni protege ni nada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Protección total.

  1. lorena dijo:

    Es que cómo engañan las etiquetas jasjas¡ bendita infancia!

  2. La Maripili dijo:

    es que con las piedras no funciona. Diles que prueben a tirarse barro en la orilla, ya verán como sí funciona. Y además, se meten en el agua y…..DESAPARECE!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s