Agosto.

“La paz os dejo, mi paz os doy…” Juan 14:27

Agosto es el mes de relajación por excelencia. Antes de que comience el nuevo curso, el próximo año, por que los años de verdad empiezan en septiembre y no en enero, nos tomamos unas vacaciones de algo. Algunos se van “literalmente” de vacaciones. Con su playa, su chiringuito, sus castillos de arena y toda esa parafernalia que lleva un viaje a la playa. Otros, hartos de la bulla de la costa, se pasean por los campos de media España y parte del extranjero, con su mochila por senderos, por ríos de los que tienen agua, aquí no cuenta el arroyo de la sierra más seco que la mojama, por plazas y ferias de Alemania, Italia, por las islas griegas o por el lago que una vez vimos siendo chiquitos y dijimos: “cuando sea grande me voy para allá”. El caso es que quien más quien menos está es esas vacaciones y disfrutando porque sabe lo que se le viene encima. Lo otros… Los otros estamos currando, como no podemos ser menos, también estamos de vacaciones, en 0tro plan pero de vacaciones. Unos están sin niño que se ha ido con los abuelos, con su ex, o al campamento de turno. Otros están “desjefados” y el trabajo parece que no es tanto en estas fechas en las que el aire acondicionado da una tregua a lo que está cayendo en la calle. En la ciudad hay un montón de actividades para hacer en cuanto se va el sol. (Antes solo tienes piscina, siesta, o las compras y actividades que llevas todo el año pensando y siempre dejas par el momento ideal y tranquilo. No lo dejes, es agosto.) Cine, verbenas populares, conciertos, ¿sabes que los museos también abren en verano? Y con este mes que ha empezado tan fresquito… ¡Ni te lo pienses! El caso es que este es el mes más relajante que tiene el calendario. A no ser que tengas al niño en casa, sin curso, sin abuelos, sin campamento. Que tu jefe, este año, haya decidido irse en julio y llega con ganas de trabajar, que tú no veas dos días seguidos de descanso hasta septiembre y… que seas un pringao como el que escribe afortunado padre de familia y trabajador, muy trabajador.   P.D. Esta manía de quejarme no se quita. Dicen que el que no llora… pero la verdad es que es un pedazo de mes el que nos espera. Aunque a veces se vea algo borroso. (Será la calima.) Nos vemos en los bares.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Agosto.

  1. La Maripili dijo:

    jo…pues menos mal que yo tengo a la enana con su abuela que sino…porque de curro ando sobrada! voy a echar una media de 8 horas extra a la semana que por 5 semanas que tiene el mes, se convertirán en casi 10 días de vacaciones que me deben y que probablemente ni me pagarán ni disfrutaré…..joder…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s