La Costura.

Ella canta al miedo del Puchero del Hortelano. En el sofá, sentada, remienda un corpiño negro. Corta hilo y enhebra como otro se sonaría los mocos. Sin dificultad. Acostumbrada a hacerlo desde pequeña. Me gusta mirarla cuando alarga el brazo y estiraza el hilo, después lo vuelve a llevar al corpiño para atravesarlo de nuevo con la aguja. Una vez. Otra vez. Otra mas. Y así va construyendo algo mientras yo la miro desde el sillón, sin hacer nada, solo recreándome en la vista. Pensando el bonito contraste de CosturaEstrellasus uñas rojas con el corpiño, de su música y de su alegría cuando canta. Pensando en ella. Sin hacer nada. Solo mirar como construye. Puntada a puntada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Costura.

  1. Maripili dijo:

    pues te volveré a poner colorado pero es que eres un crack, señor escritor.
    Un aplauso, un bravo y en pie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s