Palomas.

El niño comienza a echar sus pipas a una de las palomas que se encuentran cerca del banco. Llegan tres o cuatro más.  Él sigue echándose puñados en las manos y arrojándolas al suelo. Es entonces otra se le acercan volando por detrás. A su lado se encuentra una bandada y ve algunas más que se aproximan. Se asusta. Una paloma se le sube a la pierna. La ahuyenta y se levanta. Directamente de la bolsa tira unas cuantas pipas. Salen tan pocas y él quiere deshacerse de todas. Que lo dejen tranquilo. Se decide a abrir la bolsa pero lo con tanta fuerza que las pipas salen volando. Algunas le caen en el pelo, en la ropa. Las palomas lo miran. Unas picotean en el suelo, otras ven como tiene su comida prendida. Empieza a huir pero resbala. Las palomas le siguen. Es su suministro de comida. Empiezan a picotearle el pelo, el jersey. Una de las palomas le arranca un costra de la mejilla. Ya solo se queda en suelo, con las manos protegiéndose el rostro. En cuchillas. Mientras otra bandada ha visto como se alimentan las palomas cercanas al banco y empiezan a descender.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alimentos y bebidas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Palomas.

  1. Maripili dijo:

    uf….qué recuerdos de mi niñez y de la única vez que fui a sevilla….traumatizada me dejaron las palomas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s