Ferragosto.

Los italianos lo llaman Ferragosto. No es nuevo, son fiestas que celebraban el final de las labores agrícolas. Después los curas le metieron una virgen de por medio y seguimos celebrando, a mitad de agosto, fiestas en casi toda la parte mediterránea. Los romanos le pusieron el nombre pero la idea es general. También hay una película que, si tienes la suerte, habrás visto. (Si no, búscala, a mi me gustó.) En esta época del año todo el mundo se exilia. No sé como ocurre que en estos días toda persona decente está en la playa. El que no es porque ha ido a visitar las fiestas de su pueblo, o se ha buscado un viaje a climas más apacibles. Son días en los que se descansa, se cargan pilas, se busca como afrontar el nuevo año. Porque seguimos siendo más del campo que un chaparro y empezamos el año como los agrícolas, en septiembre, con el curso, con la vuelta de las vacaciones, con calor pero esperando recogernos en invierno y hacer todos los cursos que nos empiezan a proponer por la tele, en los kioskos. Ahora aún estamos disfrutando de ese descanso, recuperándonos pero pronto…

Estamos en Ferragosto, lo vi ayer y antes de ayer. Cuando también por unas horas me exilié del piso y disfruté en la verbena de la Virgen de los Faroles, cuando subí a Montoro y descubrí como un pueblo entero corta infinidad de calles solo para tomar unas cervecitas en la puerta de los bares, lo veo en estos días en los que venir a trabajar por la mañana es una invitación a sentirse como el personaje de Noriega en “Abre los ojos”. ¡Nadie en la ciudad! abrelosojos

Estos días de calor, de calima cansina, de un sopor intolerable… ¿Qué quieres que te diga? No son para quedarse en casa, ni en la ciudad, no son para personas decentes. Será por eso que a mí me gustan tanto. 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Ferragosto.

  1. lorena dijo:

    Ayer me sentí así a las 4 de la tarde a las faldas de la sierra en plena ciudad ,sólo yo ,el perro y un chico esperando a alguien en un banco. Sin coches pudiendo cruzar a mis anchas y el silencio… Aún así, qué ganas de preparar mi vuelta al cole!

    • Fran dijo:

      Lorena, yo disfruto mucho estos días. Aparcar donde quieras, poca gente, la tensión que se baja (en todos los sentidos) y que es necesario tomar con calma. Ferragosto para algunos es casi una forma de vida. No correr, no moverte rápido, para no provocar más calor, limitar movimientos, esperar bajo una sombra a cuatro pasos del semáforo porque no necesitamos ser los primeros si no los que están mas a gusto.

  2. juana la loca dijo:

    a mi me gustarían más si estuviera más libre…
    pero buscando algo bueno he de decir que unas mamás, como yo, y yo.. tenemos para nosotras solas el parque, para hacer botellón mientras los niños hacen guerras de globos de agua o se meten en las albercas de la muralla…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s