Cumpleaños varios.

¿Los cien montaditos? ¿Un lunes a las ocho y media? Total que después nadie tenía la culpa de haber quedado en un sitio que no nos cuadraba, a una hora y un día que eran harto raro. El caso es que allí estábamos. Hacía tiempo que no nos juntábamos los amigos, algunos faltaron, para contarnos como llevábamos el verano, lo malos o buenos que son los churumbeles que nos corretean o alguna dieta milagrosa para ver que estamos de puta madre. Después cervecitas como si se fuese a acabar el mundo, varios gintonics y sueño, mucho sueño para una mañana que promete ser muy larga.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s