Canción del Jinete.

Córdoba.
Lejana y sola.

Jaca negra, luna grande,
y aceitunas en mi alforja.
Aunque sepa los caminos
yo nunca llegaré a Córdoba.

Por el llano, por el viento,
jaca negra, luna roja.
La muerte me está mirando
desde las torres de Córdoba.

¡Ay qué camino tan largo!
¡Ay mi jaca valerosa!
¡Ay, que la muerte me espera,
antes de llegar a Córdoba!

Córdoba.
Lejana y sola.

 

 

El: “Córdoba lejana y sola” lo escribió Federico una noche de sábado bajando desde Trassierra. ¡Ni el Tato! Ayer en Córdoba no había ni el Tato. Salías a la calle, y entre sierras, fuengirolas, ferias, chaleses, y “hoynoquemeduelelacabeza” no había nadie en la calle. Bueno… nadie, nadie, tampoco. Algunos incondicionales quedamos para seguir manteniendo la vida en una ciudad como esta. Pero hay que reconocer que estamos cansados, que aunque Córdoba nunca se nos hace larga, la carga que soportamos moviéndonos de un lado a otro nos hace parecer a los soldados que se cambiaban de ropa en los asedios para que el enemigo crea que hay mas. No pedimos un relevo porque no nos vamos a ir. ¡Faltaría más! Pero si compartir el trabajo. Hoy, de nuevo, habrá que salir a la calle. Mañana…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento, Pasatiempos, Relatos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Canción del Jinete.

  1. lorena dijo:

    QUÉ GANAS DE septiembre AUNQUE SEA PARA HACER LO MISMO PERO CON MÁS VIDA POR LA CIUDAD,NO TERMINO DE ACOSTUMBRARME

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s