Penny Arcade Quartet

Mientras estaba en el concierto de Penny Arcade Quartet tenía dos versiones de como tratar el tema: La Sevillana y la Cordobesa. A estas horas, cuando la cerveza empieza a hacer efecto, la goleadasa Tahití está reciente aún en la memoria y mi chica acaba de irse a la cama y creo que voy a aguantar poco escribiendo porque se está mucho mejor junto a ella que frente a una pantalla blanca de ordenador, tengo que reconocer que me dedicaría por la versión cordobesa. Algo así como:

He ido al bar de al lado y uno chicos con pantalón corto estaban cantando muy bien. En este tiempo mejor te llevas rebequita que luego, si te descuidas, te resfrías.

 

Y es que en Córdoba nos cuesta reconocer a los demás que lo que tenemos es sublime. Que a cada paso uno descubre lugares, olores, sabores que no vas a poder probar en otro sitio, pero nosotros, los cordobeses, los hemos mamado de pequeños y no le damos mayor importancia. Quizá ese sea mi lado “nocordobes” porque para ser las tantas de la madrugada yo quiero contar hoy como se ha dado la noche.

Mi lado “sevillano”, quiere decir más cosas, bueno… más bien mi lado lucentino, (¡Madre mía! Prefiero ser lucentino que sevillano, estoy degenerando.) El caso es que esta noche había convencido a Estrella para salir a tomar algo, un paseo corto, cerca del parque Cruz Conde, justamente al Ambigú de la Axarquía que viene a estar, contados  por el circuito, a unos trescientos metros de la casa. Trescientos metros de paseo entre césped, árboles, y arbustos, entre bichejos cantando y otros que silvan, entre corredores tardíos y novios besuqueandose. Esos pocos metros me han sabido a poco. Después, en el ambigú nos hemos encontrado con la vista característica de la Axarquía. ¡Impresionante! El casco histórico de Córdoba, la Mezquita, los cipreses y abetos de el parque, un lujo de Sierra Morena a trescientos metros de la casa. Un paisaje espectacular aderezado por la música, muy buena música, que ponen en el ambigú.

Esperando que acabase el partido de España para empezar su concierto, cuatro chicos sonreían y pululaban por la poca compañía que tenían alrededor.  Matthew O’keefe, Alex Moore, Daniel Martin y Charlie Dalton son los Penny Arcade Quartet y con sus pantalones cortos, en Córdoba no queda otra, sus camisa y corbata en una estética muy snob english se presentan delante de unos cipreses que les triplican la edad. Frenta a ellos un público que no espera nada, el lugar se lo ha dado todo, fresquito, un ambiente agradable y una vista espectacular. Sin embargo los Penny Arcade Quartet comienzan su actuación y… ¡Nos dejan atónitos! ¡Espectaculares estos chicos! Su voz a capella, excepto  en una canción no sale ningún instrumento y es más bien decorativo, no nos hace echar de menos ni una batería, ni una guitarra, ni si quiera un triste bajo. ¡No! Estos chicos se lo curran a base de ruiditos con la boca, de percusión en el pecho, de silbidos, y movimientos rítmicos que nos meten en la canción, ya sea de Nat King Kole, Sinatra o Justin Timberlake. No todas son de conocidos mundiales también tienen algunas escritas por Mattew O’keefe muy buenas.

El caso es que estos chicos ingleses, con la pinta juvenil de Clive Owen, de un Kevin Conolly y de un Colin Firth en edad escolar, bordan su actuación con sus voces sin desmerecer, por su puesto a Daniel Martín que, por ser cordobés lleva la voz cantante en el concierto explicando a una manera muy de la tierra, sieso y soso a más no poder, cosa que agradecemos aquí, las canciones y los cantantes de forma más que esquemática. Las flores se le ponen en otro lugar, aquí sabemos a que venimos y ellos, ya digo, se han lucido. (Por cierto, y por no dejar de comparar, este tipo tiene una pinta entre el Guerra, esquemático y el perfil de Đoković.)

El que pueda que no deje de verlos, un espectáculo. Y los de Córdoba… no dejéis de visitar el ambigú de la Axarquía. O… ¡Que coño! Soy cordobés, mejor os quedáis en casa y así podemos disfrutarlo los que lo conocemos sin tanta bulla ni tanto gilipollas como pasa en los sitios que empiezan a gustarnos.

Penny

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Penny Arcade Quartet

  1. juana la loca dijo:

    y el ambigu st todo el verano??
    es por ir cogiendo ideas…. Córdoba es simplemente maravillosa!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s