Chistes viejos.

Cuando comenzó el diluvio, Noé, no tenía ni puta idea de cuanto tiempo iba a durar. Su esposa, avispada ella, le dijo:

– Mira cari. Esto se nos llena de bichos si empiezan todos a follar como conejos. ¡Fijate! Ya tenemos ocho en vez de dos y solo llevamos tres días de lluvia.

Noé entonces les cambió a los machos sus “pililas” por una papeleta. Nada de relaciones mientras durase el diluvio.

El mono todos los días se acercaba a la mona y comenzaba una retahila de lo que iba a hacerle en cuanto saliesen del barco:

– ¡Joer, mona! ¡Como te voy a poner! Te voy a dar estopa, te voy a poner mirando a Cuenca, vas a estar escocía pá toa tu vida.

Total que día sí, día no, el mono no dejaba de dar la matraca a la pobre simia con malabarismos sexuales, y noches  de pasión. El vigesimoséptimo día de lluvia la mona harta de tanto palabrería y chulería de su pareja le dijo:

– ¿QUE ME VAS A PONER QUÉ? ¿QUÉ? Al final ná, como siempre, mucha palabrica y no me termino de enterar.

El mono, lejos de enfadarse, le mostró  la papeleta sonriendo triunfal le dijo:

– ¡Le he cambiado la papeleta al burro!

Bueno pues este chiste no se me va de la cabeza en los últimos días. Lo peor de la abstinencia es que me pasa como cuando el médico me dice que no puedo tomar alcohol. ¡Vale! Alcohol no bebo, pero una cervecita a mediodía, o dos si se puede. Entonces cuando me pasa lo de la cervecita, o un similar para este caso, me acuerdo de aquellas pequeñajos que estaban en la incubadora y la una pequeña le preguntaba a otra:

-¡Oye! ¿Tú eres virgen?

– Yooo, si claro. Si llevamos solo unos días en el mundo.

Y la otra, como pillada en falta, le respondía:

– Pues yo no he podido aguantar más y me he metido el chupete.

Total, que así estoy, en plan cafre y a base de cafés y tila. Una de cal y otra de arena.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Chistes viejos.

  1. Maripili dijo:

    jajajajajajajajajaja Dios! buenísimo el de Noé.
    Ayer tuve una mañana como para bautizar hijos de puta y tú me la alegraste. Gracias Fran.
    Besazo apretao!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s