Casi verano.

Llego a casa. Aún no son las doce y todos duermen. En la calle ya se vive el verano. Jóvenes en el césped de los parques con bebida, las terrazas repletas y en los bancos los mayores comentan la vida de los demás. Me niego a acabar tan pronto el día y empiezo a leer, primero un blog, luego otro hasta que me doy cuenta que lo quiero es escribir. Escribir de la película que he visto, del pelo rojo de la chica que estaba sentada en el café Español, de los novios que se besaban en frente del gobierno civil. Escribir, contar, que el verano está aquí. Que ya no se pueden dejar las ventanas cerradas, que las plantas piden más agua que antes y, como te despistes, se queman, que en la cama una chica con piernas kilométricas  duerme con un sueño ligero y a mi… a mi se me empiezan a cerrar los ojos, y creo que tendré que ir a dormir pronto, con esta torpeza mía que hace tanto ruido, con esta manía de acercarme y dar las buenas noches al oido, bajito, despacio… con sueño.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Casi verano.

  1. maripili dijo:

    Qué manías más tontas tienes, Fran.
    Y sí, se acerca el verano, con su insoportable calor, las ampollas en los pies, la pelea perdida desde antes de empezar contra los pelos y es cuando te das cuenta de que ahora sí que es demasiado tarde para empezar con la operación bikini y tendrás que seguir con tu operación burka.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s