Navidad 2011/2012

Estoy de acuerdo en que la Navidad no puede empezar el día que me como la primera hojaldrina. Si fuese así hasta el Adviento se quedaría corto. Así que me remontaré un poco más adelante. Tampoco puedo usar de referencia el primer día de diciembre, aunque este año con la tontería de que tenía vacaciones por esa fecha casi podría coincidir, pero no. La navidad empieza más tarde, este año ha empezado tan tarde que si me llego a despistar, quiero decir, si no me lo recuerda Rafa, pongo el Belén el día de los inocentes. ¡Joder! Y tampoco es cosa, carne de degüello para los romanos de Herodes. ¡Quita, quita! Así que voy a reducir bastante mis días de Navidad y empezaré a contar desde que recogí al pequeño en Lucena.

23 Dic.

– ¿Te he dicho lo que le he pedido a los Reyes? – Me pregunta Rafa desde el asiento de atrás del coche. – Pues quiero el Mario Kart para la Wii, el Mario Juegos Olimpico, el Sonic multicolor, el…

– ¡Quillo! ¡Quillo! ¿Yo a tí no te dije el año pasado eso de que los Reyes son los padres? ¡Pues ve cortándote!

Tontería es todo lo que le digas. Este niño tiene más cabeza que un mulo blanco, como dice su abuelo Alfonso. ¡Ya ves! Si sabrá su abuelo lo que es alguien cabezón. El fontanero de la gorra roja se me ha repetido estas navidades más que el Principe de Bel Air en Antena 3. (Para muestra, dos entradas anteriores.) Total que ya iba avisado y después de llegar a Córdoba,  recoger un poco la maleta del peque y dejar bloqueada la televisión en los tres canales básicos (léase Disney, Clan y Boing) el día dio para poco más. A dormir a casa de los abuelos que al día siguiente el menda empieza a currar temprano y el señorito no se va a levantar hasta que no le suene el despertador de la nintendo.

24 Dic.

¡Nochebuena! Estamos en Nochebuena y después de un poco de jaraneo en el trabajo recojo a Rafa y quedo con Irene para irme a tomar una cerveza. Bueno una… pues eso. A la segunda el peque dice que se queda con los primos, nosotros nos perdemos por ahí pero en plan tranquilo y prontito a casa para arreglarse y llegar a la cena medio decente. El cante ya lo dí el año pasado y no esta bonito que se haga una costumbre. (Ya veremos el año que viene.)

La cena… pues eso, bien. Villancicos, cachondeo, alguno que otro con más cervezas de la cuenta, nada destacable vamos. Este año me ha tocado hacer el postre para todos. ¡Tiramisú! Llevaba de no hacer tiramisú la tira de tiempo. Me enseñó Aury pero tengo que reconocer que hay que volver a quedar con ella y que me explique alguna cosa que se me ha pasado. A ella le sale mejor, pero vamos que no estaba mal el mío y entre una tontería y otra casi cayó entero.

25 Dic.

¡Putada gorda que me ha hecho Papa Noel! ¡Me acaba de doblar el número de hijos! ¿Pero esto que es? Me digo cuando voy a despertar a Rafa a su habitación. El susto hace que los dos bultos en las camas se despierten. ¡Coño, Hugo! Menos mal, es mi sobrino.

– ¿Y tú que haces aquí?

– Titoooo, no te acuerdas que me vine a jugar al Mario.

– Ahhh si! Es broma tío! – Le miento. – Bueno, pues venga. A recoger que yo me voy a trabajar y tengo que llevaros al Zoco.

A las tres estoy de vuelta. El día en el curro es muy llevadero. ¡Ni el tato! No apareció por la estación ni el tato. La tarde en casa es especialmente tranquila entre palomitas y películas.

26, 27 y 28 Dic.

Aquí me pierdo. Estos tres días estoy sin trabajar y los he disfrutado. He quedado con amigos, con familia, he comprado algunos regalos, tenía varios pendientes entre bancos, ropa y piso que se fueron reajustando en estos días. ¡Hasta he jugado a balonesto! Lo dicho, estos días han sido muy productivos, he ejercido de padre y me he divertido como llevaba tiempo sin hacerlo en este plan.

29 Dic.

Me despierto en casa de mi madre. Intento apagar el móvil a las seis y media y tengo la pierna de Rafa en mi nariz. Para ser tan pequeño no se como puede moverse tanto en la cama. Después me dirá que se ha despertado cuando me he ido pero la verdad es que el tío no se inmuta así le toque el bombo en pestiñez en la oreja.

Después de comer an´ca la Mamma, hay que recoger las cosas de Rafa en el piso. Es cuestión de un rato y aunque los dos hemos dicho varias veces eso de: “anda que no tengo ganas de perderte de vista” terminamos trillando la cama con toda la ropa en el suelo. Las risas, los juegos, las cosquillas se suceden. Abrazos tipo oso y besos hasta decir para. Incluso alguna guarrería con beso de lametón o un “huele un poquito mis pies” ¡como si se pudiese hacer eso con Rafa ahora! Empezamos a ponernos un poquito tontos y entonces después de una mirada exhaustos en la cama antes de decirnos que nos vamos a echar de menos alguien dice… ¡zumbando!

De vuelta a Córdoba tengo una llamada. No quiero contestar pero llegar al piso y encontrarme solo no me apetece. Devuelvo la llamada. La noche se hace divertida

30 Dic.

Me voy a Granada. Salgo de trabajar a las tres y antes de las seis de la tarde estoy viendo la sierra casposa que tienen justo a la espalda. Estrella me llama nada más bajar del autobús. Estoy llegando, me dice, y en la entrada de la estación espero hasta verla llegar con el coche. Tengo un dellavú de esos cuando veo a los tipos que venden los bolígrafos en la puerta.
De la estación al Kinepolis. Una especia de centro comercial donde parece que está todo el mundo. Un whisky, reunión familiar de los Vallecillos Burgos y me llama Mpepa por teléfono. Que sí, que estoy en Granada, pero va a ser complicado que nos veamos. Además estoy en un centro comercial y mañana nos vamos para Guadix. ¿Que tú estás en el Kiabi? ¡Coño! Pero si estoy al lado. Así que va a ser verdad que la gente en Granada se divierte de una manera muy rara y en vez de copas se va de tiendas. Después de la cervecita con Mpepa, que no tuvo valor para entrar en el peliculón que vimos, de Amaia Salamanca, lo mejor de la peli fue las gafas que nos llevamos en 3D, para casa y parando con un poquito de cachondeo.

31 Dic.

Me levanto temprano. La idea para el día de hoy  es fácil, Cristina, la sobrina mayor de los Vallecillos Burgos, y yo nos vamos al Museo de Bellas Artes de Granada y a las una, la una y media lo más tardar deberíamos estar en Guadix para tomar unas birras todos juntos. La idea es fácil, pero la práctica parece imposible. El despertador en esta casa es un aparato inutil. Ha sonado tres veces y nadie se ha levantado.  Me da que va a costar poder ver el cuadro de López Mezquita y de Acosta, no se que tiene el Bellas Artes en mi contra que cada vez que me decido a ir me lo pone más difícil. Después de tres duchas rápidas y una en formato: “esperate que hoy me caso y tengo que ir monísima“, (y no, no era de ninguna de las niñas;la diva es  Miguel Ángel que tarda más en arreglarse que una novia de Carcabuey) un desayuno rápido y una excursión en plan Cousteau por el acuario del niño, en esto colaboró MPepa que se llegó al piso  por Caracoles, si vale el que desconozca el abc del acuario esto le suena a chino, pues por fin nos vamos al Palacio de Carlos V.

A tomar por culo el Bellas Artes, ¡estaba cantado! En la entrada te explica claramente cuando cierran: Este o aquel festivo y cada vez que venga Fran. Da igual el día, ya me lo han dejado claro. Así que después de un paseito por el entorno de la Alhambra, ahora si, nos vamos a Guadix.

En mi casa hacemos el chorra bastante, o eso pensaba yo hasta que he visto como se las gasta los Vallecillos Burgos.  ¡La Virgen Santa! Aquí debería escribir un montón de tonterías hechas en cuestión de unas horas pero en esa casa tienen a dos personas sensatas, una es Rosa, que ejerce de hermana mayor, y la otra es Handan, que es la última adquisición de la familia y se corta aún. Quedó claro cuando estabamos haciendo las fotos en la calle, esto no se publica en facebook. Así que yo por si acaso y como tengo intención de verlas alguna vez más me voy a cortar en comentarios para la tarde del 31.

23:55

– ¡La tele! Poned la tele que faltan cinco minutos para las uvas.

– ¡Ya? Pero si estoy todavía con la carne. Que no me da tiempo a todo. -Replico- Estrella, ¿donde están aquí las uvas?

Después de las doce campanadas, besos, abrazos, las uvas todavía en la boca mientras dices: “feiañoevo” e intentas no pringar a nadie del caldillo que empieza a chorrearte por las comisuras. Tengo que reconocer que sigo igual de torpe con esto desde que tenía diez años.

– ¡Ea! Apaga la tele.

– ¡Ya? Pero si ha salido todavía ni Mecano, ni Rossana, ni nadie de esos cantando canciones de esperanza.

A partir de ahí y después de recoger mesa, sillas, y colocar los juegos la cosa fue más tranquila. Cuando algunos se sentaron me acerqué al sofá y me mezclé en el ambiente. Lo hice tan bien que a las dos horas y media me despertaron para irme a la cama. ¡Joder! Me había dormido, si es que no pueden hacer los sofás tan cómodos.

1 Ene.

– Termino de pintarme y esta vez si, nos vamos a tomarnos algo a la calle. – Me dice Estrella.

– ¡Vale! Te espero fuera que hace un solecito muy bueno.

Abajo en el salón esta Miguel Ángel.

– Niño… ¿Porque no te traes un cervecita y nos la tomamos a medias en la calle mientras llega tu hermana?

Dicho y hecho. El problema fue que no empezó a llegar gente, y otra cervecita por que eso de ir a medias para una vale, pero con más gente. Y.. ¿quien ha traído una tapita de queso? ¡Coño que bueno está!

– Pues ya estoy. ¿Nos vamos? – Dice Estrella.

– Espera un ratillo que me termino la cerveza, además acaba de llegar tu hermana y las niñas, y…

Y las tantas. En el porche se estaba de puta madre. Que si una cervecita, que espérate y abrimos una botella de vino, que mira los patines que entretenidos son y verás lo que nos reímos con el castañazo que se van a dar. Total, otra vez que empezaba a correr el reloj y no te dabas cuenta de lo tarde que se hacía. Así que cuando se fue el sol recordé que yo tenía que estar al día siguiente en Córdoba, ¡que yo trabajaba!

– ¡Oye! Nosotros no nos íbamos a Granada al menos.

– Pero si llevo diciéndote dos horas que si te falta algo por recoger!

Recojo en un plisplas, más besos y camino a Granada. A la Chana directamente y sin pasar por la casilla de salida. Tapas, más tapas y Blanca, que después de unas cocacolas decide tomarse un tinto precisamente cuando a mi se me empezaba a salir una uva por la oreja.  No me entraba nada más, pero claro, me pone ojitos en plan: anda no dejes sola con un tinto. Y uno que es un caballero hace de tripas corazón y se mete no uno, si no dos más y un gintonics.

Ojú que mal me sientan las tapas de Granada. ¡Fatiguita mare!

2 Ene.

Comienza el curro, llego a las dos en punto directamente del viaje y con cara de prestado. Sin cuerpo para nada más. Dani y Vanesa de compras por Córdoba, conmigo no cuentes, le digo, yo me voy directo a dormir en cuanto salga de la estación.

Hasta ahora, o casi, porque en los días siguientes me he visto alguna película, he terminado un libro, me ha dado tiempo a recoger un poco el piso e incluso a quedar con los amigos. Bueno… lo de quedar es una manera de decir porque nosotros somos más de funerales, de tomarnos algo cuando se muere un familiar o de bodas, bautizos, y cosas así. Quedar, lo que se dice quedar para tomar una cerveza, les cuesta.

Termino ya. Me he liado mucho y además he tardado en escribir esta tontería mas de la cuenta. Me han faltado cosas, me sobran algunas, pero me vale para recordar algún día, cuando lea esta entrada, que me lo he pasado de vicio. Que me ha encantado la complicidad con Rafa o estar tan a gusto con una familia que no conozco. Que la Navidad, por mucho que algunos se empeñen en que es una etapa para olvidar a mi cada año me gusta más. Y eso que a veces es difícil encontrar motivos para sonreír.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Navidad 2011/2012

  1. Maripili dijo:

    Lo siento, después de leer que has estado en granada he apagado el modo “leer” y he encendido el modo “cuánto queda para la próxima vez que vaya?” jajajajaja
    Me he perdido mogollón con tanto nombre, pero es por la edad…
    Seguiré leyendo.
    Otra vez gracias por invitarme a este rincón tan particular.
    MUACK

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s