Anillos para una dama.

            No recuerdo si fue en el colegio o en el instituto. Pero si que fue en Lucena. Seguramente con “La Gamba” aquella profesora de literarura que me caía simpática aunque casi nadie la aguantaba. Es graciosos los motes que se les ponen a los profersres. “Don Pimpon”, “El muerto”,  “La nervios”… Tengo que preguntarle a Adela y a MPepa cuales son los suyos. Pero creo que sí, que fue ella quien nos obligó a leer “Anillos para una Dama”. A mi la obra de teatro me fascinó. Supongo que por eso después le he ido perdonando a Gala todo lo que no me ha gustado de él, bueno… por eso y porque lo que no me ha gustado resulta que me ha encantado.

En estos últimos años me he acordado de esa obra.  La manera de pegarle una patada a la historia, la Historia, con mayúsculas, como dicen. Conocer la versión de Doña Jimena, viuda del Cid, madre de sus tres hijos, una señora que soporta todo lo que se le viene encima, Sofía Loren, ni más ni menos, y resulta que en poco más de dos escenas, lo que vemos es a una mujer. Una mujer que ve como ha perdido a la gente que quiere, su hijo, su marido, su vida, y que no está dispuesta a seguir haciéndolo. Jimena está harta seguir la corriente, de seguir representando un papel del que está harta. Jimena lo que quiere es comerse lo que le queda de vida a bocados grandes. Sin desperdiciar ni un mendrugo.

Hace tres años volví a leer esta obra. Me la recordó Aurora con esas ganas que le pone a todo lo que hace. Que lo mismo revoluciona el Wolswagen, que la varilla del tiramisú, o media Corredera con sus rizos. Las  ganas de Aurora, además, son contagiosas. (Por cierto hoy es su cumple y la tía está cada vez más guapa.) Después, este invierno, cuando estuve en Madrid volví a comprar el libro. Fue para regalarlo a alguien que hacía tiempo le había hablado de él. Y ayer, ¡por fin! Pude ver la obra que la representaban en el teatro del patio de la casa. Mismamente en La Axarquía.

¿Cuántas veces he puesto que me gusta esta obra? ¿Qué me encanta el libro? ¿Unas cuantas, no? Voy a buscar en sinónimos para no repetirme. El caso es que ayer flipé. La compañía de Teatro Benavente se ha encargado de las representaciones de las siete obras que se han… (iba a poner proyectado) escenificado. Ni idea de cómo han sido las otras, aunque por la afluencia de público deben de haber tenido tanto éxito como la de ayer. Por que ayer había momentos en los que veía a Jimena y era la mujer que yo imaginaba en el instituto. Hubo momentos en los que se me ponía la carne de gallina. ¡¡Joeeerr que puntazo!! Que ganas tenía de verla.

Después prontito para casa. Que esa es otra, enganché a Dani y a Estrella, y también vinieron Mariola y Cheli. Que por cierto tengo que preguntarles si les gustó porque eso de ir al teatro y estar hasta las doce y media está muy bien pero al día siguiente se curra igual que cuando te acuestas a las once. Vamos que nos fuimos a la carrera y cada uno por una salida distinta. Estamos en Agosto. Hay cine de verano, conciertos en el botánico, exposiciones hasta tarde, piscina y terracitas en los bares. Hay días y ganas de celebrarlos y lo mejor… gente con quien compartirlo.

¡¡Como me gusta el verano!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento, Libros. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Anillos para una dama.

  1. Jul dijo:

    A mi no me mandaron este libro en BUP, pero creo recordar que alguna vez te he oido hablar de esta obra de teatro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s