Jueves con cara de lunes mañanero y noche de sábado.

Desde que he cambiado la música del despertador llego tarde a todos sitios. La que tenía antes era más hortera que los modelitos de la Tarasca así que me puse a Norah Jones cantando Sonrise. Vamos que me gusta tanto que dejo que suene y me vuelvo a quedar frito. Hasta que no salta la de Piratas del Caribe (He´s a Pirate) no me pongo las pilas. Ayer el día empezó siendo una mierda. No se… no le pillaba el punto, ni siquiera el paseo ciclista por la ribera me subió la moral. Aunque para subirme la moral nada mejor que el encargo de mi hermana. Esperar a que llegase el tío del gas para poner el contador. ¡Vale! Sin problemas, le dije. Pero resulta que si, que había problemas. Que el ascensor no funcionaba y había que subir al quinto. Setecientas cuarenta y ocho mil millones de pares de escaleras me subí ayer. Porque además el contador hay que ponerlo en la azotea. ¡La Virgen santísima! Que hartura de escalones. Pues si… mi moral subió siete pisos, dos veces. Luego… clase de francés. A los putos gabachos si que no les pillo el punto y para rematarlo ocho horitas en información. Lo mejor de la estación fue que Jesús Garriga se pasó por allí y me dieron ganas de ir a su concierto en la Espiga. Y entonces, así, sin previo aviso, dieron las nueve y dejé de trabajar.

El día de ayer fue una mierda. Hasta que me encabezoné en que fuese lo contrario.

Por cierto… ¡¡Genial el concierto de Garriga!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento, Música. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s