Escaparate.

De cartón piedra.

La foto la hice en Madrid. El título no es mío, es de Serrat. El día que descubrí esa canción, la de “De Cartón Piedra” supe que  tenía que ver conmigo. Y es que la primera vez que me enamoré en Córdoba lo hice de la maniquí de Matilde Cano. Me tenía encandilado. Estaba guapísima y encima siempre a la moda. No me extraña que Serrat terminara cargándose el cristal y se la llevase a casa. A mi me faltó poco para hacerlo alguna vez. Creo que es un gusto que sigo manteniendo, entre las fotos me he descubierto más de una y más de… ¡vale! Lo menos veinticinco o treinta de escaparates.

El caso es que hace poco tuve la suerte de que la maniquí se hiciera de  carne y hueso. Durante unos minutos fui único testigo de como quedaban varios vestidos minifalderos en unas piernas kilométrica. Y es que así da gusto ir de compras.

P.D. Hay otra canción de Ana Belén… “A la sombra de un león”. Fiel reflejo de mi otra historia con la escultura de la estación.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s