Sábado tranqui…

¡Joooder! Digo… ¡Cáspita! Desde el lunes que no entro por aquí. Y es que ha empezado el fútbol, en el curro me han tenido entretenido con tanto día en información, tengo un horario mas desajustado que regla de Marujita Díaz, y luego en cuanto puedo perderme un poco, el viernes que era un día genial… me apunto para ayudar en la estación otro ratito. Eso si… ya me lo cobraré.

Desde luego a veces me quejo de vicio. La entrada del lunes esta escrita a primera hora, o al menos por la mañana, porque resulta que, me enteré después, el lunes tiene tarde. Pero además… ¡un pedazo de tarde! De esas con media siesta, e película, de paseitos por la ribera con rio en tonos ocres y una niña guapísima para acompañar la conversación. Así que me apuntaré un recordarorio para esperarme hasta última de hora de esos fatídicos días y decir que son asquerosos. El último, terminó con balance positivo. Despues… lo dicho, fútbol y más fútbol. A veces hay que parar un poco. No se exactamente cuando pero a veces. En mi caso suele coincidir con final de mes, más que nada por que hace ya tiempo que del sofá no salen ni siquiera esos centimillos cerveceros.

Entre fútbol y trabajo me ha dado tiempo a empezar el taller de relatos. Esta vez lo hacemos, como el anterior, de micros. Yo pensaba que para la gente en general sería más fácil, que ya que hay que escribir menos… pues es más rápido, más corto, no se… Pues nada, al parecer a todo el mundo le cuesta. Y es que es como decía por ahí Monzó, “me pongo a escribir y ya saldrá algo, pero si es un micro…” Y va a ser verdad que es más complicado. Es como todo, primero escribir, después… ya veremos que sale. Y parece que va saliendo. Esta divertido y es lo importante, lo de aprender…  si coincide, ¡magnífico! Si no… pues ya esta.

Para mañana, San Rafael. Es el día de mi peque. Ni celebración ni nada lleva todo el día con la puta Wee. Aunque tampoco debería quejarme, forma parte de un trato. El sábado para él, solo juegos, pizza y hoy no ha sonado ni los Jonas ni Hannah Montana en la tele. (Que por cierto ahora le ha dado por escuhar Tequila. Después si me entran esos ataques paternales, ¿que quereis? De vez en cuando se porta.) Eso si… mañana nos vamos de senderismo y no quiero ni una cara larga, ni un “ya estoy cansado”, ni nada de eso. ¡¡Quillo!! Que mi chico es más perro que yo y eso ya es difícil. Así que nada… ¿no le gusta “Conociemiento del Medio”? Pues nada, a conocerlo.

Poco más. Hoy toca una cena tranquilita, preparación del senderismo de mañana, cena con Dani y con Rafa, pelicula o juegos de wee y a la cama pronto.

Por cierto… desde esta foto, que es del Agosto o por ahí, mis jardineras se han puesto de putísima madre. Tengo de nuevo un conato de geranio, las florecillas secas que están al lado de la Franciskaner están “rebentonas” del todo. Y yo que pensaba que esta cerveza era una porquería… mira que bien abona.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sábado tranqui…

  1. Irene dijo:

    Y… bueno… si, que vida tan tranquilita entre el fútbol y las series,no? =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s