Otra cara.

Hoy me he acojonado. Cuando he despertado tenía otra cara. Mis brazos, mis piernas, el vello en el cuerpo, todo igual pero la cara… era distinta. Después de afeitarme, a mi nueva cara la perilla le sentaba regular, he decidido salir a comprar el pan. Con el periódico venía un bañador rojo que tambien he traido a casa. Me lo he probado. Las chancletas que me dieron en la fiesta de ron me venían como un guante hoy. Esta nueva cara parece más festiva. No tiene las ojeras de insomnio ni la marca de chinos playeros que no se me ha ido en tanto tiempo. Con esta cara me he atrevido a salir al parque, a volver a correr detrás de las niñas estrenando mi bañador rojo por el circuito del Colacao. Me sienta bien esta cara ahora que me voy acostumbrando. Iré a casa de mi madre para que me cuente… lo que no se, es si me conocerá.
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Otra cara.

  1. Teresa dijo:

    Yo creo que estabas guapísimo con perilla.

  2. Kika dijo:

    Seguro que tu madre te reconoce, por más que haya cambiado tu cara… ": )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .