Metralla.

            Hacía
tiempo que no veía a una pareja comerse la boca de esa manera. El chaval
sentado, con las manos en el culo de la colega que le sujetaba la cabeza con
las suyas. Las lenguas paseándose por la estación y buscándose. Apretados. Sin
dejarse respirar. Con ansia. Además es que el momento acompañaba. El sol poniéndose,
el ocre de la estación que le da su puntito, el niño aparente y la tía buenísima.

            Vamos… que
se me ha quedado una carita… como cuando los peques ven su juguete favorito antes
de Navidad. Con todo el deseo del mundo esperando que los reyes se lo traigan.

            Y es que la
explosión de la primavera esta muy bien siempre y cuando a uno le caiga un poco
de metralla.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Metralla.

  1. Pilar dijo:

    Pues qué haya suerte, esa clase de metralla sí que está bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s