A falta de pan… bueno es Lepanto.

El primer relato que presenté al
Sebastián Cuevas se titulaba una buena tarde. Aquello ni era un cuento,
ni tenía pies ni cabeza ni nada, ¡una mierda vamos!. Solo recuerdo las ganas
con las que lo presenté. Mentira… que más quisiera yo que recordar eso. La
historia era de cómo pasar una tarde espléndida. Una tarde de pizza, de tintos,
de humo, café y cogñac. Una tarde paraestar solo y, en un
momento dado, llamar a los amigos por teléfono para decirles que los echas de menos.

Hoy el día ha estado bien aunque,
no se que es lo que habrá pasado, al final me ha descuadrado. No creo que tenga
nada que ver con que el cajero me haya escupido a la cara, ni con que el fin de
semana trabajo y tendré que organizarme un poco para estar con Rafa, ni si quiera
tiene que ver con…. ¡si! Posiblemente con eso si puede que tenga algo que
ver. Pero bueno…

Al final me he decidido por
recordar esas tardes. ¡Me encantan! Poner música, fumar un cigarrito, o siete,
o un puro, o… cualquier cosa, un café y una copita de brandy.

El otro día Joaquina me envió un
archivo de esos de cadena con un cuento. Es el mismo cuento que nos dejó José
Miguel antes de irse de la estación. Hablaban de usar la ropa que no se había
atrevido a ponerse su hermana esperando una ocasión especial,  creo que era lencería, para colocársela
ahora. Poco antes de que entrara en el ataúd. Un cuento de esos de  aprovecha la vida y dile a la gente que la
quieres y cosas así.

Y esto… ¿a que venía tanta historia? ¡Ahh! ¡Si! He empezado la botella
de Lepanto que me regaló Danesa en Navidad. ¡Esta de vicio! Tiene ese puntito
dulce del PX, y un color, así como… ¡coño! Como mis muebles, creo que es wengé
o caoba o algo así. Vamos que, si no fuera por que me iba a durar dos días,
dejaba la botella a la vista como decoración. Desde luego a mi iba a ser
difícil que me enterraran sin haber estrenado la botella. Y si me toca la
hora… no me pongais los calzoncillos que están sin estrenar que son del
Pryca. Prefiero los de cuadros azules.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alimentos y bebidas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A falta de pan… bueno es Lepanto.

  1. vanessa dijo:

    Que tardes aquellas de copita y puro antes de los examenes…pero es que ya no tengo examenes!!! asi que habra que hacerlo cuando los prepare…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s