Acabó la navidad.

¡Ya está! ¡Se acabó! La Navidad se ha ido. A ver que excusa me busco ahora para salir a la calle. La suerte que tengo es que me lo he pasado tan bien que si me quedo en casa durante una temporada no estaría ni mal visto. El Belén esta todavía al lado de la tele. Fue Rafa quien lo puso así que veo justo que sea él quien lo quite, no es cosa de esperar hasta la Candelaria pero creo que podrá aguantar hasta este fin de semana. Después… hasta el año que viene a ver si tengo ganas de volver a ponerlo o incluso bajar el árbol de una vez, que lleva dos años criando polvo en el altillo.
En Córdoba ha estado "chispeando" unos días. Esto lo digo hoy, así, por que estoy en plan positivo, si no, diría que el puto Noe no ha visto tanta agua como he visto yo esta Navidad. El caso es que… ¡claro! ¿que va a hacer uno si llueve? ¿Me quedo en casa?  Pues si…, de tascas, de cafés, de pub y tugurios de gente de mal vivir. ¡Vamos que nos conocíamos todos! Entre tanto tambien me ha dado por visitas culturales, exposiciones, paseitos por la judería, el jardín botánico. Eso si… ¡Conciertos! ¡Ni uno! Yo no se que tiene Córdoba que es empezar el año y no toca ni el tío con la pandereta y la cabra. ¡Pero nada! Solo un coleguilla, un machote, en mitad del Puente Romano tocaba La Vie Rose mientras se caminaba por el empedrado del puente. Creo que alguien le tiró el saxofón al Guadalquivir pensando que estaba de cachondeo con eso de la Vie Rose y los adoquines que pusieron en su día. Algún Córdobes exaltado, ¡seguro!
El rio estaba de puta madre, llevaba tiempo de no verlo con tanta agua. Otro paseito por la ribera, pero por la ribera, ribera. O sea, que iba al lado del rio. Hasta un pato me salio y quería picarme por acercarme al nido más de la cuenta. Luego me di cuenta que llevaba gusanitos y eso era lo que quería el cabrón. Es lo que tiene irse con una defensora a ultranza de "Ecologistas en Acción", que lo mismo te aventuras por el Amazozas que por la ribera del Guadalquivir. Respiré tranquilamente cuando volví a pisar hormigón y descansé a gusto cuando entré en el "Seis". Nada de naturaleza, losas con más colillas que el cenicero de maternidad, una barra con tanto vino en la madera como un barril de Montilla y un camarero de la escuela del "Santos", tomandose las cosas con el tiempo y la perspectiva que da tantos años poniendo medios.

Acaba la Navidad. Esto de ser medio republicano es lo que tiene… los Reyes pasan de ti. Menos mal que las Reinas se portan, si solo fuera por esos cabrones…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud y bienestar. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Acabó la navidad.

  1. Mª Pepa dijo:

    A veces te da la vida pisar hormigón, que te lo digo por experiencia. Con tanta lluvia voy a tener que comprarme un traje de buzo para salir de casa!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s