La pipa

            Cuando las dos salían de casa él iba corriendo al cuarto. Su salida era de poco más de media hora, lo que duraba la misa de San Miguel. Su tía iba todos los días, su madre solo la acompañaba los domingos por la tarde. Era el único momento de la semana en que se quedaba solo. Media hora para aprender. Ya no recordaba su cara y desde que llegó la tía Angustias las fotografías desaparecieron. El día que consiguió abrir el cajón de la cómoda fue cuando la descubrió. Junto con algunas cartas y unas cajas con pendiente y anillos, en ninguna estaba el de su padre, se encontraba una pipa. Nadie le había dicho que fumase, aunque más bien, nadie le hablaba de él. Se llevó la pipa a la boca y aspiró, notó un aroma de madera y tabaco que le recorría todo el cuerpo, el vello de sus piernas se erizaba. Con cada aspiración la pipa parecía enseñarle todo lo que no conocía de su padre.

El último domingo de mayo, durante la feria de la Salud, decidió encenderla. Preparó el tabaco que había pedido a un compañero de clase, busco en la cocina las cerillas que su madre guardaba en el cajón de los cubiertos y apretando el tabaco en el cuenco de la pipa le prendió fuego. La primera hipada le hizo toser, con la segunda podía ver a su padre, con cada calada lo iba descubriendo. Cuando terminó la pipa, poco antes de que su madre y su tía abriesen la puerta, descubrió donde lo habían enterrado.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La pipa

  1. Teresa dijo:

    Qué cosas… eh.En la fresquera lo tienen guardado, fijo …¡pero si pasa hasta en las mejores familias!!

  2. Teresa dijo:

    Por cierto, nene ¿nunca te han dicho que tu blog parece la cueva del lobo?…seguro que hay un gris, un punto más claro, para que las ancianas como yo consigamos entrar sin tropezarnos:)

  3. Francisco J. dijo:

    Tesa, lo tengo en cuenta y en cuanto pueda le pongo un gris perla, de esos "gonitos", "gonitos" que van a ser la envidia de los espaciadores.

  4. Teresa dijo:

    Gracias, generoso:D

  5. carmen dijo:

    Si es que lo que tienes que hacer es pasarte al wordpress que salen unos blogs chulisimos y tienen mas chorraditas.

  6. carmen dijo:

    Por cierto, cuando te da la mania de matar gente es que no hay quien te pare, aunque este mola. Me ha recordado a aquella pelicula antigua de Carlos larrañaga que mataban a la vieja…..ainsss no me acuerdo como se llamaba y tu?

  7. Francisco J. dijo:

    MCarmen, ni idea. No recuerdo cual puede ser. Y desde luego lo de cargarse gente pues… que quieres parece mas interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s