Ferme la porte

 
   Aquí venía una parrafada que no he sido capaz de terminar. Una historia de miedo. De mis miedos. Una historia de niños que crecen y de padres que no saben. Una historia de dudas y de imbéciles que no las tienen. Que hacen mucho daño precisamente por que están seguros.
   Aquí venían lo menos cuatro días de pensar que esta bien y que no, de equívocos, de incertidumbres, de hacer el gilipollas en una palabra, o quizá en tres. Pero es lo que tienen las dudas, no sabes, y siges sin saber y a eso te aferras como a un oportuno pasamanos. (Como diría Wislawa)
 
   Lo que si tengo claro es que me voy de vacaciones.
 
   La puerta está abierta, que cierre el último.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ferme la porte

  1. Teresa dijo:

    Las dudas nos hacen pensar. Y pensar nos hace grandes …porque alguna vez conseguimos encontrar respuestas y soluciones.Disfruta tus vacaciones …y ya seguirás pensando, a la vuelta.

  2. Francisco J. dijo:

    Más dudas, más tonterías. ¡Coño y siempre en vacaciones!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .