Nessuno (4)

 En la soledad del bar,
   frente a la ventana,
recuerdas amigos que no ves,
       familia que olvidaste,
historias que pasaron.
 
En la soledad del bar,
   frente a la ventana, 
mientras un ronroneo surge de la barra,
quieres tener  veinte años,
         y encontrar el tiempo que perdiste
y en esta hora haces por recordar
            en lugar de vivir.
Esta entrada fue publicada en Relatos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Nessuno (4)

  1. Teresa dijo:

    Los tiempos pasados nos convirtieron en lo que somos.¿De verdad quisieras volver a los 20, con los treintaytantos estupendos que tienes ahora?

  2. Francisco J. dijo:

    Para nada Tesa. La morralla del Nessuno es todo lo que me voy encontando por la casa y he metido por ahí antes de tirarlo a la papelera. Mis veinte años fueron geniales, pero los veinticuatro esos… no tuvieron desperdicio. Eso sí, lo que he aprendido en este último ni en los siete años de instituto. Si has leido bien, fueron siete. La sensatez la tengo en la vida como el vermut en el Dry Martini, le da el nombre pero casi no aparece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .