Puff !!! Que "gonita" es la Navidad

  
   ¡Vale! Estamos a 25 y aún no he muerto, al menos ya he llegado. La Navidad del 2008 la paso con más pena que gloria, pero la paso. Mira que desde otoño ya me temía yo algo así. Que el mes de diciembre es muy largo, Fran, que tú no tienes jartura y despues de una viene otra, que hasta que no pasen 24 horas del último Baltasar tirando caramelos, no se acaba la Navidad, que este mes no tiene 31 días, que tiene lo menos ochocientos, pero uno, que sabe esto, que sabe de lo dura que puede ser la Navidad, se empeña en contradecirse.
   Navidad llegó pronto este año, llego el 25, pero de Noviembre, con unas mini-vacaciones. Menos mal que el horario infantil que me traigo los fines de semana me van curando de otros días. El organismo este, tan algo y tan "desanjelao" va a su bola, los nervios los lleva regular, ya me lo decían mis profesores, los exámenes no son tú fuerte Gil, y no ni eran los exámenes ni eran las pruebas estas que toca pasar de vez en cuando, pero bueno… algo habrá que hacer. Así que entre despistes y un poco de voluntad terminé llegando al puente de la Purísma-Constitución tocado. El puente lo paso como Dios me da a entender. Rafa no estaba y tocaba comida con los amigos. El problema es que uno va a tener que dejar de hablarle a tanta gente. El sábado salgo a las dos de la tarde y a las dos y media en la Taberna del Séneca. Menos mal que uno a veces parece que aprende y se va pronto a casa. El domingo, a las tres de la tarde en Paco Acedo, llevaba tiempo de no aparecer por ahí, y espero tirarme más tiempo sin aparecer, eso sí, lo que parecía que uno había aprendido y prácticado el día de antes, eso de una retirada a tiempo es una victoria, bueno pues eso falló el domingo. Una retirada era algo impensable. Así que perdí, perdí, pero tarde. Varios días de recuperacion, para despues otras mini-vacaciones, eso sí estas fueron de recoger piso, de limpiar, de aprovechar un poco el tiempo y darle caña al libro blanco. Despues fin de semana  con horario infantil. Y seguido de un lunes muy duro. Menos mal que por lo menos hay cosas que quedan de lado, pendientes pero con más tiempo. Llego al principio de la Navidad, el fin de semana anterior, paseos, algunas compras, juguetes, y muchas cosas que echas de menos, entre otras las tiritas, que por fin las compro. De nuevo horario infantíl, que me sentó genial. Lo que no me sentó tan bien fue volver a Lucena. Ni siquiera en el Abuelo estaba uno tranquilo, pero claro, cuando la gente se empeña pues… como que empiezas a verle su punto. Más de un día entero en Lucena, al final no me envenené, pero llegué a Córdoba con una resaca que no era de alcohol. Una sensación rara. Como decía Sabina en una de sus canciones: "Que no disfruté… " Despues al curro, día 24, primer día de trabajo, manda huevos, y así hasta el 31, vamos a ver como se dan estos días de trabajo-festivo, por que ayer, para ser el primero, estuvo muy bien. Hoy toca sofá, leer, la Chelo me ha regalado el tercero de Eragon, y si acaso incluso un poquito del libro blanco. Con calma ¿eh? Pero uno siempre está dispuesto a dejarse sorprender.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s