Anatomía de Grey

            Hoy me pierdo, otra vez, Anatomía de Grey. Me cago en la puta de oros, con el tiempo que he invertido yo en esa serie. Vamos que era de las pocas veces que se acostaba a Rafa temprano, que Ana no ponía ninguna reunión, y que para las diez y media, más o menos empieza a esa hora ¿no?, ya estaba en el sofá con la mantita puesta por encima y mirando como una tía y su camarilla de amigos se liaban con todo lo que les ponían por delante. Por que en la serie no se salvaba nadie, bueno, si acaso los negros. Eran los únicos a los que solo se les conocía una pareja. Pero básicamente era por que: una era gorda, el otro gordo y calvo y al único que parecía que podía liarse con quien le diera la gana, un “peaso medico” del copón, me lo lían con una china que es una cabrona. Y como la cabrona tiene más tiro que el negro… pues me lo quitan de la serie. Supongo que seguirán dándose de filetazos unos y otros, y después a justificarse con tonterías, es que yo estaba borracho, es que este estaba ahí tirado y aburrido y pues ya me lo beneficio, es que aquella me puso los cuernos y se los voy a devolver con su mejor amiga. La versión porno de Anatomía de Grey no debe ser muy diferente de lo que hay ahora, si acaso más explícita.

            Prefiero House, “ondevaaparar” un tío que está cojo, que tiene una mala hostia que ya asusta y que encima es un lumbreras. Este era mi ídolo. También se ha llevado de la cuenta del tiempo unas cuantas horas la serie esta. Pero por lo menos entretenía, ¿han empezado a ponerla ya? Bueno el caso es que entre la tele y otra opción, gana la otra opción. Aún no se cual es, pero gana.

            Al final lo que si que está bien es eso de los canales temáticos. Que quieres fútbol, toma veinticuatro horas, pa que te jartes. Que te gustan los deporte de esos tipo raros, te vas a enterar, toma deporte raro, el de la escobilla limpiando el hielo, que hay que ser gilipollas para ponerse a limpiar el hielo, el bobsey, ¿se escribe así? Que es algo así como tirarse en sierra nevada con los plásticos pero a lo bestia, pero claro luego llega uno y dice: No pero es que a mí lo que me gusta es el baloncesto. Si hombre, ¡mariconadas! Anda ya. Fútbol, y si no te vas a uno de pago. Baloncesto, será el tío.

            Así que en vista de que las opciones de hoy, Herederos, toma cuernos, por la ganadería digo, Cazadores de hombres, con lo que me gustaba a mí esa mujer en la Ardilla Roja, La Grey, una peli en Canal Sur, nueva ¡eh? Arma Letal, y, ¡mira tú por donde! Ponen fútbol, “El Trofeo del Olivo”, no es coña, es cierto, el Jaén contra el Sevilla, cagate lorito.

            Hoy al final me van a hacer que termine el libro, el puto libro de Cultivos que me ha regalado Daniel, y lo que más me jode es que por fin le estoy cogiendo el tranquillo. Raro que te cagas, pero esta bien. Aunque se me está haciendo más interminable que la cola del paro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Anatomía de Grey

  1. Teresa dijo:

    Ya no sigo ni House, ni Anatomía de Grey (ambas me encantaban). Se han convertido en rutina, como todo lo que se alarga demasiado sin aportar novedades reseñables, siempre es más de lo mismo.
    Mis gustos televisivos han caído en lo patético, con decirte que hasta sigo un par de programas del canal People & Arts, uno de moda y otro de tatuajes. Ambos son buenas adormideras una vez que te acomodas en el sofá. Del fútbol me libro, todavía no he caído tan bajo  🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s