Lunes

 
   Decía una canción, que por cierto a mí me encantaba, " Tell me why? Idon´t like Mondays". Por aquella época, cuando la ponían en la radio, uno solía escucharla en la cama, a las seis de la madrugada, pensando por que el destino era tan cruel, el lunes era el día en que volvía a Córdoba. Despues de un fin de semana con Ana, normalmente intentando que no se cabreara, cosa que se conseguía poco antes de tener que venirme, las cosas parecía que podían funcionar.
   El caso es que sigo recordando la canción y esas vueltas en la cama intentando coger algo de sueño. Menos mal que cuando uno se enamora solo está gilipollas los dos primeros meses, a veces, con algo de mala suerte llegas a los seis, pero es dificil que cuando estas con alguien el tiempo suficiente sigas con esa anguina de pecho que se te agarra y solo te la cura la otra, o con esa cara de cordero, con sus ojitos vidriosos, esa que hace que los demás te miren y, depende de quien sea, se digan "hay que ver el pobre, está enamorado" o la otra versión, "si será gilipollas, con un polvo en condiciones se le quita toda la pena". Bueno lo que intentaba decir, que el tiempo pasa, que cuando escucho la canción me gusta por la época aquella, cuando vine a Córdoba, y que ahora al contrario que antes, el lunes llega a ser un día GENIAL.
   Se acaba el fin de semana, una fecha en la que toda la familia está ociosa, toda menos yo, que he trabajado. Para colmo, como todo el mundo está sin hacer nada, se les ocurren multitud de actividades, vamos a ira al centro, vamos a darnos una vuelta por Fernando Po, en este clarillo, nos tomamos una copa y nos vamos a casa, que digo yo, que cuando me he tomado yo una copa y me he ido a casa, si me pongo me caen lo menos tres, si no para que voy a salir. Así que hoy, Lunes, por fin, todo el mundo está trabajando, a nadie se le ocurre salirse de madre un Lunes, al día siguiente se trabaja, y claro, una cosa es que se joda el imbecil de turno, que para eso trabaja en domingo y otra es que me joda yo. Pues por eso, estos días en que uno siguen con una rutina se le antojan tranquilos, lo único que tiene que hacer es trabajar, nada de ir a la calle, nada de estar hasta las tantas por ahí "despendolao", y prontito a la cama. Aunque esto último es de las cosas que, acostumbrado a dormir tan poco, cada vez hago menos. Ahora con seis horitos uno está como nuevo, "como", que no "nuevo".
   Lo dicho, me van gustando los lunes y a partir de ahora vamos a quedar en día laborable, sin contar los viernes, para irnos de copas. Aquí o todos moros o todos cristianos. Ni el viernes, ni el sabado, ni el domingo, El lunes, vamos a quedar los lunes.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Lunes

  1. Irene dijo:

    "anGina! sin U

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s