La dieta.

Hace años, muchos años, a mi me gustaba escuchar una cinta que había en casa de Pepe da Rosa. El hombre, a este no soy capaz de escribir “tipo”, hablaba de como hacer una dieta comiendo lentejas. Para eso había que limpiar las lentajas y ¿como? ¡Pues fácil! Había que tirarla en el suelo y poner la olla en una estantería alta. Las lentejas había que cogerlas de una en una y echarlas en la olla. Así que mientras te acachabas, te subías en la silla y echabas la lenteja en la olla hacías un ejercicio bestial. No recuerdo como acababa la historia de Pepe pero desde luego, o adelgazaba, o aborrecías las lentejas o mandabas la dieta a tomar por culo y te ibas al restaurante de al lado a por un solomillos con roquefort.

El caso es que hoy me he propuesto no picar entre comidas. Cosa harto complicada porque no he desayunado, ni cené ayer decentemente, y a estas horas (14:37) solo llevo dos cervecitas con tapa (generosa) de Baldomero. Me lo he propuesto pero además con fuerza de voluntad. Vamos que he ido al Willy a compara avellanas y solo he cogido dos, después he vuelto a cerrar la bolsa con un nudo del tipo gordiano para no coger ninguna mas. Solo que… que he vuelto a abrir la bolsa haciendo acopio de todos mis conocimientos adquiridos en la marina de San Fernando y he complicado el nudo. Otras dos avellanas mas y ni una más. Mi voluntad a durado menos que Fernando Alonso en carrera, de nuevo abrir y cerrar la bolsa. Cada vez mas fuerte, más dificil y solo dos avellanas por apertura.

Tiene pinta de ser dura esta dieta. No sé si la seguiré, o … 

Publicado en Alimentos y bebidas, Entretenimiento | Etiquetado , | Deja un comentario

Lovesick

Desde aquellos cubatas que cayeron en Mixology que no me había enganchado tanto una serie. Las dos temporadas de Lovesick han caído del tirón. En mi defensa y para no tildarme de friki irredento hay que decir que solo hay ocho episodios por cada una y no llegan a la media hora de duración.

Lovesick cuanta la historia de Dylan, un tipo enamoradizo que se encuentra con una enfermedad venerea, clamidia, y le recomiendan avisar a las personas con las que haya tenido sexo. A partir de ahí, una listas de mujeres va dando nombre a los episodios que entre flashback van contando las historia de Dylan, Luke y Evi. Tres compañeros de piso que se nos hacen entrañables. En la segunda temporada un personaje secundario, y amigo de los anteriores, Angus, cobra protagonismo y se hace un hueco entre los protagonistas.

unnamedLa serie tiene unos planos muy trabajados, sobre todo en primerísimos primer plano, nada usual en tv, y una fotografía espectacular. La música que acompaña los créditos es variable así que si tienes oportunidad y no hay prisa escucha todo lo que te ofrece.

Lovesick es de esas cosas que te encuentras por ahí y te alegra el año. Una de esas series que recomiendas por que sabes que es el complemento ideal para un día aburrido o triste, sin tiempo para nada, de esas que ves comiendo antes de acostarte y te dejan un mejor sabor de boca que el bocata. Así que si tienes tiempo, y Netflix, no la dejes pasar.

Publicado en Entretenimiento, Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Semana Santa 2017

Tengo que reconocer que este año terminar esta entrada es mas una cabezonería que ganas de escribir. Desde hace años cae un post de Semana Santa en este blog. Unos con mas pena que gloria pero casi todos con un poco de ilusión. Este año no es el caso. Este año he ido recopilando, mas o menos, lo que he hecho durante esos días de procesiones y debería ser mucho mas fácil. Pero parece que no. Que no lo es. El caso es que este mes de abril empezó fatal. El Viernes de Dolores, después de una larga convalecencia, falleció mi tío. Aunque las cosa pintaban mal desde hacía unas semanas la esperanza nunca termina de perderse. Y piensas que este año no toca pero el que viene seguro que nos volvemos a encontrar todos, como muy tarde, en el Palenque esperando el paso redoblao. Pero no. Ni este ni ninguno más. Quizá por eso también me ha costado asumir que mis padres se quedaban en Córdoba. Creo que desde que nació mi sobrina Lola no habían faltado. El caso es que se presentaba una Semana Santa que no traía las ganas de otros años.

Sábado 8.- La mañana me la paso trabajando, por la tarde mis hermanas y mis padres volverán del entierro en Priego. Antes me da tiempo a llevar la túnica a casa de mi hermana. (Este año ha tocado limpiarla y plancharla en Córdoba.) Llegan cansados del viaje. A mi padre el anuncio del fallecimiento de mi tío le sienta fatal. Hace años que le afecta de manera considerable el fallecimiento de los demás. Como si todo el tiempo que hubiese pasado con ellos se lo arrebataran y pierde una cantidad de horas, de días, que lo hacen parecer mas mayor aún. Mi madre pregunta de vez en cuando. Hay algo que no le cuadra, pero no da con ello. Tiene la sensación de que ha sido un allegado y te pregunta ¿quién ha muerto? Le respondes. Entonces traga saliva, se le humedecen los ojos y mueve la cabeza. A mi madre las defunciones no se le notan tanto como a mi padre. Ella lo lleva mas escondido, pocas veces la he visto soltar una lágrima en un entierro. Luego lo olvida pero sabe que algo no está como debería y al poco vuelve a preguntar. Y ella vuelve a recordarlo, y tú también. Y mi padre, que está al lado y se hace el dormido, también. Cuando salgo de su casa voy a ver a mis hermanas. Terminamos con una tacita de caracoles reparadora, que no quita el mal sabor de boca. TAnManAzul

Domingo 9, domingo de Ramos.- Salgo a las tres de trabajar y me voy a comer con mis padres. Por la tarde mas de lo mismo. Mi madre sigue preguntando, mi padre durmiendo, o haciéndose el dormido para no hablar. Nos vamos a misa y llegamos pronto, estar sentado dentro de la iglesia mientras van llegando feligreses te da un poco de paz. . Tardamos en volver a casa. Mi padre deja de tomar cocacolas y se pide una copa de vino. Yo le acompaño. Me habla de sus hermanos, de  mis tíos, de gente que ya no está y lo hace con la voz rota, con los ojos vidriosos. Después de cenar vuelvo a casa.  Tengo la intención de ver la Esperanza y cuando me dirijo al Bailío tengo una llamada. ¡Las pastillas! He olvidado reponer todo el pastillero de los dos y regreso a casa de mis padres. Cuando vuelvo a salir del piso es tarde. Me voy a casa despacio, con ese paso de dolorosa semanasantera que se hace eterno pero intentando disfrutar de la noche. Solo al pasar por la espalda del cementerio de la Salud, cerca de casa, es cuando recupero presencia y miro los árboles, los cipreses como si fuese la primera vez.

Lunes 10, Lunes Santo.-  Aunque sea santo, el lunes es un puto lunes. Me toca en información, hay gente, mucha gente. Un ratito para comer a la carrera y voy a casa de mis padres. Nos vamos de paseo y mi padre se empeña en ir a misa. ¿Otra vez? Si, otra vez. Lo tiene claro. Vuelve a recordar a sus hermanos, a mis otros tíos y quiere volver a escuchar una misa por ellos. Mi madre no lo contradice, pero se extraña. ¿Se ha muerto la tita Servanda, no? Si, mamá pero en enero. El tito Antonio fue quien murió el viernes. ¿Y a mi por qué no me habéis dicho nada? Mamá si tú has estado en el tanatorio y en la misa. ¿Yo? ¡Anda, anda! Las preguntas de mi madre duelen solo las veinte primeras veces, luego ya tienes la respuesta adecuada y solo hay que repetirlas una vez y otra. De todas esas veces que las repites ya ni molestan pero a veces, sin venir a cuento, el corazón te da un pellizco y la punzada de la respuesta molesta mucho. Es de noche cerrada cuando me voy a casa y me encuentro con Diego. Veo la puerta abierta para tomar una cerveza pero no está por la labor. Antes de volver a coger la bicicleta y seguir rumbo a casa recibo una llamada. En San Pedro parte de la familia están en una terracita. ¿Casa, terraza? ¡Bah! Me voy a ver la Estrella a San Fernando con mi hermana. El lunes se arregla a última hora.

Martes 11, Martes Santo.- Mal día. La tarde se vuelve tediosa. Me encanta el calor pero…¡Coño, que estamos en abril! ¿30º? Mi padre está en “plena forma” el paseo se alarga y somos capaces de hacer tres kilómetros en hora y media. Después de estos paseos me veo en plenitud de facultades para aguantar una procesión con paso corto, para aguantar el ritmo lento de las Angustias. (Aunque este año no vayamos detrás de ellos. ) En casa hay varias películas para ver, no hay ganas. Aún así termino acostándome a las tantas. Voy acumulando mucho sueño.

Miércoles 12, Miércoles Santo.- Sigo con la rutina. NO hay semana santa. Del curro a casa y de nuevo a ver a los padres. Cambio las procesiones del miércoles por hacer la maleta. El sueño se hace el dueño en el piso pero sigo sin poder dormir antes de las doce y media.

Jueves 13, Jueves Santo.- Es fiesta. La bicicleta se queda en casa. El autobús tarda en llegar y la maleta va ligera de ropa pero pesa como si llevase el cansancio, el sueño y IMG_0496todo el malestar de los últimos días. Una mañana en el curro y cuando llego a casa de mis padres Mariola tiene preparado un salmorejo que “quita el sentío”. Después de ver Rey de Reyes en el Canal Sur nos vamos a ver La Santa Cena desde el balcón de Cheli. Mi madre sigue preguntando: ¿Y este año no vamos a Priego? No, mama. Le miento, aunque ya no duele tanto.

A las nueve sale mi autobús para Priego. Irene y Hugo me acompañan. Todo el cansancio se va quedando en las curvas de la carretera. Llegamos y las primeras procesiones nos las encontramos en la calle. Aprovecho que aún quedan algunas horas para el viernes y me dedico en cuerpo y alma a asaltar la nevera.

Viernes 14, Viernes Santo.- El viernes es muy largo. Sobre todo si empezamos a contar desde la una de madrugada que salen los Dolores. Mi nene es mas listo que yo y a esa hora ya está durmiendo en la casa, yo no, yo me voy con mis sobrinos a la calle. ¡Por fin Semana Santa! Algo bueno tiene por fin tanta calor. A las cinco de la madrugada en el Calvario no hace falta ni rebequita. Antes de dormir pasamos por San Francisco para ver al Nazareno.

No son las ocho y ya hay movimiento en casa. Los niños se van a ver poner el Nazareno en el trono, los humanos como yo seguimos durmiendo dos horitas mas. Para ser tan “peculiar”, mi nene se ha amoldado muy bien a las rutinas de Priego. Vamos a ver salir el Nazareno y después seguimos el recorrido. De vez en cuando ves a alguien que te suena, algunas veces lo saludas, otras… otras te has equivocado y esa persona que creiste ver, la _MG_3474que te deja con la mano casi levantada ya no está. No es ella. Paso redoblao, cerveza en Reyes, subida del Nazareno por la “vereillas”, Calvario, cerveza en la Peña, calle Amargura, calle El Río… El viernes santo y sus costumbres que este año han pasado un poco de soslayo. Sin la motivación de otros. Quizá sabiendo que las etapas se acaban y esta está llegando a su final. Dos, cinco, siete años… pero sin la ilusión de antes.

Mi procesión cambia el recorrido este año. Me acompaña Hugo que tiene la túnica de Mariola. Ni siquiera la forma que tiene de mirar, todo es nuevo para él, me hacen fijarme en otras cosas. Es “curioso” el recorrido de este año. Tiene imágenes preciosas en la Cruz de la Aurora, al lado del castillo, y por supuesto la calle Tercia, perdón, Virgen de la Soledad. El viernes Santo se acaba con un poco de polémica en el cruce con la procesión del Descendimiento pero casi mejor… un poco de vidilla. (Quizá no habría estado mal unos cirios volando hacía las cabezas.)

Sábado 15, Sábado Santo.- El día que todo el mundo recoge. La casa termina quedándose solo para Cheli y para mí. Ni Rafa decide quedarse. (Cosa que me jode pero entiendo. ¡Con 16 años, que quiero?) Por la tarde nos da por curiosear y vamos al hotel nuevo, cae un café en el Águila y… ¿vamos a ver si está Emilio o Chari el de Concha? Y nos vamos para allá. Lo menos dos horas de charla con Chari y su marido. Yo no he tenido mucha relación con ella, ni con los hijos de Concha. Son todos mas mayores que mis hermanas y solo sé que en casa se les tiene mucho cariño. Me entero que cuando mi madre estaba embarazada de mi estaba deseando tener un hijo. ¡No me lo esperaba! Mi madre siempre nos ha tratado a todos por igual, quizá a veces se le ha visto el plumero y a alguna mas igual que a otra, pero desde luego no podía pensar que mi madre estuviese deseando tener un nene. Luego lo ha disimulado muy bien. (O será que no salí como ella esperaba.) Quedamos con mi prima Charo, que los tres formamos el reducto de lo que queda de Semana Santa, y nos vamos a cenar por ahí.

Domingo 16, Domingo de Ramos.- Mi intención era ir a ver la “Pascua de los moraos” en Carcabuey pero terminamos por decidirnos y ver el Resucitado en Priego. Terminar las sobras de toda la comida que hay de estos últimos días y volver a Córdoba el domingo _MG_3511por la tarde. Sin prisas nos despedimos de Charo. En la solapa de la camisa blanca, este año la ropa iba justita, llevo el clavel de Las Angustias. (Que ha terminado secándose junto al libro de Whitman.)

Me ha costado terminar esta entrada así que no voy a darle mas vueltas. Si encuentras muchas incoherencias, y te pierdes, que será lo más fácil no me lo tengas muy en cuenta. Al fin y al cabo, esta entrada no es para ti, es para mi.

Publicado en Entretenimiento, Salud y bienestar, Viajes | Etiquetado , , | 4 comentarios

50 mm.

¡Decidido! Este año no me mareo. Nada de llevar dos o tres bolsas con aquello que puede hacer falta por si… y luego termina en la mochila en el mismo lugar que le diste cuando empezaste a hacerla para el viaje. ¡No! Este año voy a tirar de básicos. Para todo, para ropa, accesorios, y sobre todo para la cámara. Ni dobles o triples objetivos, ni dos cámaras, ni filtros, ni flash, ni hostias… Este año toca ir en plan fácil, o díficil según se mire.

Y ¿por qué? Pues porque este año apetece hacer fotos. Llevo varias salidas donde he cogido la cámara y no he realizado ni una fotografía. Un viaje a Sevilla, otro a Guadix y la cámara ha vuelto sin  disparar ni una vez. Esta vez no va a ser así. Pero tampoco tengo ganas de estar en plan reportero. Desde hace unos años los concursos de fotografía han proliferado en Semana Santa, al menos en Priego se han juntado hasta tres, y al personal se le va la pinza. Odio cuando un tipo enarbolando una cámara empieza meterse dentro de la procesión, cuando obliga a los penitentes a esquivarlo, a parar incluso el paso mientras se cree un Kevin Carter. Así que esta vez voy en plan tranquilo. Sin prisas, sin buscar excentricidades y aprovechando lo que dé de si un 50mm. Nada de detalles, a no ser que esté muy cerca, solo generalidades. Viendo las procesiones como hay que verlas, desde fuera. Fotos de recuerdos, de gente, de las de todas la vida, mejores o peores, sin forzar, una y para de contar. Nada de ir de fotógrafo de semana santa que últimamente me toca tanto las narices.

El mundo, al fin y al cabo, lo vemos en 50mm.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Bolas de papel.

Formamos una bola de papel con recuerdos para cubrir el hueco de la piedra que ha estallado. Creemos que así le daremos “el pego” al cuerpo, que no va a notar tanto la pérdida. Pero nuestro organismo sabe que esa piedra falta, que no está, y necesita expanderse para cubrir ese espacio que nos duele tanto. Y, por muchos recuerdos que queramos meter en ese hueco, son solo eso… bolas de papel que aguantan el empuje del resto del organismo. Da igual lo que duela, da igual el tamaño de la piedra, siempre termina cubriéndose. Y allí, en nuestro cuerpo el lugar de la piedra quedará relleno por infinidad de recuerdos y rodeado por muchas piedras mas que están amorteradas entre ellas por bolas de papel. 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Primavera.

Llega la primavera.

No es que llegue por que lo digo la radio, ni el meteorólogo de turno. No viene porque a un solano tímido le salgan por fin los colores roneándole a una lluvia coqueta y se ponga a pintar el cielo de Arco iris. Tampoco la traen los árboles que se cubren de lunares verdes sus ramas, ni lo anuncian los imitadores de Vader, ni si quiera la minifalderas de bachillerato.

La primavera no llega cada 21 de marzo a una hora señalada. La primavera viene cuando empieza Borgen, o la traen los Leones de La 2, llega con la música de inicio de películas insufribles y desconocidos directores, con martillazos del Leroy y chapuzas a deshoras.

La primavera como todos los días llega, y se va, con ella.

Publicado en Entretenimiento | Deja un comentario

Mi gozo en un pozo.

¡Perdimos!

Perdimos de una forma descorazonadora. Perdimos la Copa Calcuta, que no teníamos, perdimos la Triple Corona, que hacía años que no veíamos, perdimos la posibilidad de ganar el 6 Naciones y lo peor… Perdimos contra Inglatera que, para colmo, se mereció ganar. Posiblemente hemos hecho un campeonato de lo mejorcito en los últimos años pero un campeonato que ha estado a nuestra disposición y se deja ir… Es triste.

¡Una lástima! Pero es lo que tienen los equipos, el rugby, y por su puesto, todo el deporte. Ayer me decían que por que no me cambiaba de equipo. ¡Como si fuese tan fácil! Cambiar de equipo no es como de voto. No. Es imposible. Como dice Lorenzo Silva: “Amargarse por lealtad a una casualidad es un signo de inmadurez“. Y yo, aunque sea una casualidad lo de seguir a la selección escocesa de rugby, no pienso amargarme. Que le vamos a hacer. Además, será mi puntito masoquista. Para el resto ya tengo al Real Madrid que me ha dado la alegría en el fútbol y en baloncesto esta semana. (La de baloncesto no es una alegría, es un alegrón.)

Queda jugar contra Italia, queda liga, queda la Final Four, queda mucho por ver y disfrutar. Y si no se gana… ¡Lo celebramos igual!

 

Publicado en Baloncesto | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Esperanza.

Maki Navaja decía que la Esperanza es esa puta que viste de verde. Hoy la esperanza viste de azul marino y lleva bordado un cardo en el costado del corazón. Mi afición al rugby me viene de hace muchos años, tantos que el seis naciones eran solo cinco y Escocia ganaba de vez en cuando. Después llegaron los años en los que los ingleses y los franceses se hicieron con la competición y solo nos quedó ver como irlandeses y galeses les quitaban de vez en cuando la gloria. En estos años los que animamos a la selección de Escocia hemos tenido pocas alegrías: Alguna Calcuta, mundiales mas que decentes, en el último Escocia fue la última representante eliminada del rugby de la zona norte, algún partido ganado con mas rabia que cabeza y una defensa a cinco metros de marca que cuando no te mata de un infarto amplifica los pulmones. Por lo demás… hemos tenido rachas en que hemos perdido casi todo. (Ganando hasta la cuchara de madera por eso.) Pero siempre ha quedado esperanza y hoy es uno de esos días para mantenerla, junto con la ilusión. Hoy tenemos a tiro la Triple Corona, La Calcuta y las puertas para el Seis Naciones.

Hoy mas que nunca. ¡Por Escocia! 

Publicado en Baloncesto | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El vecino.

– ¡Vecino! – Me saluda.

Entonces se acerca. Nos hemos visto otras veces y ya distingue mi cara. Me dice que ayer encontró una rebeca al lado de nuestros pisos y que la colocó en el banco que hay en frente. Todo esto lo hace mientras me tiene cogida la mano y de vez en cuando vuelve a agitarla como si renovase el vínculo vecinal. No para de sonreir mientras habla. Me recuerda que llevamos tiempo sin vernos y que estaba dando un paseo por las calles del barrio. Entonces, como las otras veces mira a un lado y a otro y en un tono mas bajo me dice que iba a tomar un café pero que no ha traido dinero, que si podía dejarle uno o dos euros para tomar uno. Le digo que no, le miento y le digo que me pilla sin dinero, que estamos a fin de mes. Y él, sin perder la sonrisa, me suelta la mano, hace una  mueca resignada y sigue andando.

– ¡Venga! Nos vemos. -Le digo.

Y antes de dar cuatro pasos, a mi espalda vuelvo a escuchar:

– ¡Vecino!

Publicado en Relatos | Deja un comentario

Miércoles de ceniza.

CARNAVAL: Es una celebración que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma cristiana (que se inicia con el Miércoles de Ceniza, o sea hoy) y que tiene fecha variable (entre febrero y marzo según el año). Tradicionalmente comienza un jueves (jueves lardero, el que no lo haya visto que se pase por Fernán Núñez que lo celebra) y acaba el martes siguiente (martes de carnaval, el entierro de la sardina, ayer mismo, Día de Andalucía). El carnaval combina elementos tales como disfraces, desfiles, y fiestas en la calle. A pesar de las grandes diferencias que su celebración presenta en el mundo, su característica común es la de ser un período de permisividad y cierto descontrol. En sus inicios, probablemente con un cierto sentido del pudor propio de la religión, el Carnaval era un desfile en que los participantes vestían disfraces y usaban máscaras. Sin embargo, la costumbre fue transformando la celebración hasta su forma actual.

Hasta aquí lo que dice la Wikipedia con algún añadido. Vamos, que el Carnaval viene a ser un despiporre en todos sitios. Luego están las leyes. Por que al final, por mucho cachondeo que te traigas si te saltas la ley, la pagas. Vamos que te puedes meter con Susana Díaz en el falla y ella te ríe la gracia porque es carnaval y tiene mucho sentido del humor. Desconozco si en el País Vasco los abertzales chirigoteros hacen apología del terrorismo y no tienen ningún problema. (Que por mi no lo tendrían siempre y cuando no le metiesen un balazo en la nuca a nadie en el tablado.) Al parecer en Canarias algunos comparsistas, aunque creo que no es el término adecuado para el festival canario y mas bien son Drag Queen, se han topado con la Iglesia. El obispo de Canarias, el presidente del Cabildo de Tenerife, incluso el presidente de la Conferencia Espiscopal Española han hecho declaraciones a raíz del premio que se ha llevado Drag Sethlas con el espectáculo: “¡Mi cielo! Yo no hago milagros, que sea lo que Dios quiera”. Declaraciones mas o menos acertadas (las he leído aquí) donde dejan claras sus posturas por este hecho. cn1

Hasta aquí bien. ¡Lo normal, vamos! Uno se sale un poquito de madre y la iglesia te da públicamente un tirón de orejas. Normalmente a los que dan caña con espectáculos que pueden se ofensivos a la iglesia  les es indiferente (iba a poner se les súa) la opinión que puedan tener de ellos (aunque yo creo que precisamente lo hacen por que no les es indiferente y necesitan verse a un lado.)

El problema es que este tipo de cosas termina haciéndose viral y cuando aún no hemos colgado el disfraz de cura pederasta (que ese a la Iglesia tampoco le hará mucha gracia pero mejor no dice nada) empezamos a criticar en las redes sociales las desvergüenza canaria de las drag, por que es intolerable que un tipo se vista de virgen dolorosa o se clave a una cruz. Se critica el poco respeto que se le tiene las santas imágenes (aquí pon el paso de tu elección) y como un tipo que se viste de forma tan estrafalaria mancilla la fe de tanta gente.  Entonces se rasgan las vestiduras y piden a la Santa Inquisición que retome su glorioso pasado y vaya apilando leña bajo el tipo este, Drag Sethlas, por vestirse (no me atrevo a decir disfrazarse) no por meterse con la Iglesia, ni si quiera con la Fé, lo peor es que la drag ha tenido los santos cojones (no es una expresión adecuada) de semejarse a su cn2procesión favorita. ¡Y eso si que no!

Afortunadamente hoy es Miércoles de Ceniza. Todos esos que se alteran por la presencia de imágenes de Drag Sethlas pueden empezar a hacer actos de contrición. Empieza la cuaresma, hay que preparase para la muerte y resurrección. Acabó el carnaval y ahora toca penitencia. Así que ya sabéis los escandalizados… Curraos la venida del señor.

Por mi parte, que solo veo en el sr/sra. Drag Sethlas a un hortera irredento, también voy a empezar la penitencia, aunque mas liviana. ¿Alguien sabe donde hay un cuartelillo de alguna cofradía?

 

 

 

Publicado en Noticias y política | Etiquetado , , | Deja un comentario