Toros: Cultura popular y contracultura.

Fue de casualidad que me enteré. Bueno… de casualidad, más bien por culpa de esa manía que tengo de amargarme el día a base de cafés y noticias. En un lateral del diario venía un anuncio de coloquios, exposiciones y comic sobre toros. ¿Toros? Cada vez es más difícil que en esta ciudad se habla de toros, o al menos que se hable bien. El caso es que en Orive hay una exposición de comics relativa a la tauromaquia. Tenía pinta de estar entretenida y entonces me encuentro que además habrá dos coloquios: jueves y viernes.  Y lo mejor: participa Luis Francisco Esplá.

Así que, aunque no iba a poder asistir desde primera hora, avisé a la familia del evento. Tarde pero con ganas llegué a la Sala Orive. Allí ya estaban dos de mis hermanas a las que no me costó encontrar. Y es que dos rubias en una conferencia de toros es difícil de esconder.  Una vez en el asiento, Mariola me pone en antecedentes.  Escuchar a Espla es un aliciente estético taurino de esos  que es pródigo el maestro. Esplá templa, lleva la conversación a un mundo de arte, manda con su voz aflautada y distribuye los silencios lo mismo que paraba el tiempo con la muleta. Sus dos contertulios, Victor J. Vazquez y Rubén Amón pusieron la guinda contrastando con el maestro. Mientras que Fernando González tuvo una acertada dirección de la charla con puntualizaciones históricas. (Exceptuando una comparación de la tauromaquia con un bosque japonés y un templo que nadie entendió.) Entre otras cosas se comentó la modernidad del taurino, y es que defender un arte minoritario y perseguido es totalmente revolucionario.

Si la charla fue entretenida, el descanso hasta el documental fue mágico. Luis Francisco Esplá se dejó fotografiar con los asistentes y departió sabiduría y gracia entre los que nos arremolinábamos  a su alrededor. Como un Aristóteles en el foro rodeado de alumnos embelezados nos dejó con sus palabras.

Espla

A las nueve comenzó el documental: Bajo Tauro y Orión. Ahí vemos a un Esplá metódico, perfeccionista, tanto con él como con su hijo. Un Esplá familiar que muestra sus orígenes en Alicante y su descendencia taurina.

A la salida de Orive todos los que caminábamos por la calle San Pablo íbamos con una sonrisa de oreja a oreja ,se comentaba lo grande que es el tipo, algún que otro descontento con la fiesta, los taurinos tenemos mucho que reclamara últimamente sobre todo con nosotros mismos y lo rápido que pueden pasar tres horas cuando uno está a gusto.

Anuncios
Publicado en Entretenimiento | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Tierra de Campos.

Lo había visto muchas veces. En la playa, en el salón de su casa, en el coche, en el hospital. Cuando le pregunté a Mariola si por fin lo había terminado y me dijo que si, que además le había gustado… Dudé un poco. Casi seis o siete meses en terminar un libro que te ha gustado… No sé, no me cuadraba.

Pero el caso es que el reto lector de octubre te proponía el libro de un autor famoso en tu país y después de plantearme alguno que otro me decidí por este. David Trueba no es conocido por su faceta de escritor, que lo es y muy bueno, la dirección y su vinculación al cine no nos hace verlo como como el próximo académico de la RAE (que podría serlo) si no como uno de esos faranduleros del séptimo arte que aparecen entre alfombras rojas y critican al ministerio de cultura cuando les dan un cabezón en los Goya. Así que cumplía el requisito imprescindible de ser famoso. Y ahí me adentré en la “Tierra de Campos” que nos propone el sr. Trueba.

Tierra de campos, que también podría ser Tierra de Campos, es un libro que nos cuenta la vida de David Campos a raíz de buscar un lugar definitivo para el féretro de su padre. El libro es un completo dejavú mientras ocurre esta historia. Una serie de fotografías que Dani Campos nos va mostrando de su vida, de su familia, de amigos y de su grupo de música. Un libro en el que los que ya pasamos de los cuarenta nos vamos a sentir identificado. (Excepto por la de polvos que hecha el tipo.) Donde vamos a ver a nuestros amigos, a como fuero y que queda, a volver a recordar los refugios que una vez fueron piernas de modelo, otras brazos de oso o incluso manos infantiles que nos cogieron un dedo.

¡Si! Me ha gustado mucho este libro de David Trueba y si eres de los míos, de los que andamos por el segundo tercio de la vida… Léelo.

 

Solo espero que no hagan la película.

Publicado en Libros, Viajes | Deja un comentario

Duyuspikinglis?

Llega un carguero ruso al puerto de Cádiz. El estribador empieza a gritarle a uno de los marineros rusos:

– ¡Cusha! Esha la maroma. ¡La maroma!

– Ehhh? No comprendo.

– ¡La maroma, la maroma! Esha la maroma.

El ruso se encoge de hombros, niega con la cabeza alzando los brazos y vuelve a repetir un “no comprendo” . El estribador hace un gesto de resignación, como si fuese a perdonarle la vida al marinero del carguero y le vuelve a gritar:

– Do you spkeak english?

El marinero, aliviado, grita un: “YES” que le sale del alma mientras sonríe. El estribador, entonces vuelve a gritar:

-¡Coño! Po´esha la maroma.

 

12996984403_22741a6c65_b

Y a que viene esto… pues que últimamente en las clases de inglés me siento muy identificado con el ruso. ¡No me entero de ná!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Sonríe que algo queda.

Voy buscando un libro para estar entretenido durante un tiempo. Mi idea era encontrar “Sabotaje”, el último de Pérez-Reverte y su personaje Falcó. Muy caro, creo que tendré que pedirlo prestado a la biblioteca o… bueno, ya se me ocurrirá algo. El caso es que entre los “superventas” hay al menos dos libros que te ilustran la vida para ser feliz. Los nuevos gurús ya no visten ropajes extraños. Van con traje o vaqueros, con un buen corte de pelo y sonrisa contagiosa. Un buen gurú si no tiene una sonrisa espectacular ya puede escribir la biblia en verso que no se come una rosca. ¡Como vas a vender felicidad con la cara de Eugenio!

Antes estos eran los filósofos y estaban mas o menos recluidos en grutas, plazas públicas o, como mucho en libros-tocho. Si se les oía es por que estabas a menos de cien metros y hablaban en alto. Algunos ni siquiera se plantearon dejar sus enseñanzas por escrito pero hoy… Hoy los tenemos hasta en la sopa. Setenta canales donde tertulianos y filosofíllos se venden delante de todos. Da igual la hora a la que pongas la tele y, lo peor, se han metido en las bibliotecas y librerías con un tema que parece no tener escasez de demanda: La Autoayuda. Y… vamos a ver… ¿quién se compra un libro de auto ayuda? ¡El que está jodío! Tú no te vas a compara un libro de esos si tu novia está buenísima, follas casi todos los días, comes y no engordas o trabajas por un buen sueldo. Tú, cuando te compras un libro de esos es porque estas en la miseria mas asquerosa, o lo has estado o tienes pinta de que empeore mucho la cosa y te va a hacer falta. Así que te pones a leer como si el gurú de turno supiese algo que tú no sabes. Pero si lo sabes. Lo sabes por que entre otras cosas tus padres te lo han dicho cuarenta mil veces. Lo que pasa que, claro, a tus padres no les haces caso. Lo sabes por que, aunque te copiases en el parcial de filosofía, lo que dice el último gurú a ti te suena a griego contemporéneo del Partenón, por que lo has leído en varias novelas y lo has visto en series y películas desde que eras pequeño. Pero no, tú no has prestado atención a nada. Y ahora quieres leer el libro del gurú y que te ilumine la vida a base de chutes de felicidad.

La cosa no va así. Si no has prestado atención antes difícilmente te traiga la luz un libraco del último gurú. Que  si, que puede que algo quede pero… ¿merece la pena gastarse esa pasta para ilustrarse de como otros son felicices? Vamos que mejor te la gastas en lo que te haga feliz de verdad: un masaje, un helado de chocolate, un paseo por la subbética, o cualquier cosa que te ponga una sonrisa de oreja a oreja. Por que comprando esas tonterías al único que le va a salir la sonrisa va a ser al gurú que ve como sube su índice de audiencia y su cuenta corriente sin decir nada nuevo.

Solo son recicladores de Epicuro, de Aristóteles, de Platón que, si hoy levantaran la cabeza, pedirían parte de su copyright por ser los primeros en dejar escrito una manera de pensar. (Que seguramente no fueron los primeros en pensarlo.) 

Publicado en Libros, Pasatiempos, Salud y bienestar | Etiquetado , , | 1 Comentario

Calorías.

Seis kilómetros y cuatro cientos setenta metros para llegar, andando hasta el punto de visitantes de Medina Azahara, en cincuenta y un minuto y once segundos. Seiscientas cincuenta y siete calorías que dice “Endomondo” que he perdido.

Vuelvo con una distancia menor: cinco kilómetros y ochocientos ochenta y ocho metros, en un tiempo de treinta y cinco minutos y treinta y tres segundos. Quinientas noventa y siete calorías mas que se habrán quedado por el canal. La vuelta es una distancia menor, primero porque ya venía recortando y segundo porque lo he parado poco antes de llegar al piso. Concretamente en la puerta de Roldan. Donde, sacando la cartera, he ido a la dependiente y le he dicho:

– Buenos días. ¿Me pone dulces por valor de mil doscientas cincuenta y cuatro calorías?

Publicado en Alimentos y bebidas, Baloncesto, Entretenimiento, Salud y bienestar | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Mezquita de Córdoba.

La Mezquita es de Córdoba, como el Puente Romano, como Medina Azahara, como el barrio de la judería o como Séneca, Maimónides o (aunque algunos les pese) Manolete. Y Córdoba es de los cordobeses. Así de fácil.

Luego podrá ser gestionado por el propietario de turno y a muchos de los cordobeses no les gustará el granito rosa del puente, otros tendrán en sus casas parte del patrimonio de Medina Azahara en formato de capiteles en su patio de casa lujosa, muchos encalaran sus casas, que para eso pagan IBI y reúnen los requisitos que se les exige, para que la judería siga luciendo como lo hace; pero la idea, la sustancia de Córdoba, aunque tenga titularidad privada, sigue siendo de los cordobeses.

Por eso me cuesta leer en estos días en los diarios el “tira y afloja” de los políticos y el obispado con relación a la Mezquita Catedral Antigua Basílica de Córdoba. Aún no se han enterado de que la gestione quien la gestione, la Mezquita es nuestra.

Publicado en Noticias y política | Etiquetado , , | Deja un comentario

Bellas artes de Córdoba.

No tenía nada. Nada que no hubiese visto ya en infinidad de fotos, de cuadros, de láminas. Desde el colegio hasta aquel novio que se echó medio pintor había visto todas las inmaculadas posibles, en todos los colores, todos los tamaños. Pero ayer, el cansancio y el calor de Córdoba la obligaron a sentarse en aquel banco frente la virgen de Antonio del Castillo. Quizá si la vista hubiese caído el lado contrario el descanso habría sido solo eso, un descanso. Se detuvo entonces en las formas, gordos angelotes copiados por los barrocos, se paró en el manto volandero de la purísima, en el celeste azul que ducha a todo personaje de aquellos cuadros y solo cuando vió a aquel niño con papiro con una distorsión en el cuerpo fue cuando se echó atrás. La postura incómoda del serafín le hizo ladear la cabeza, volver a mirar todo el cuadro con otra perspectiva. Fue lo que la tuvo durante unos minutos pendiente de la pintura.

Después, como si hubiese encontrado el reloj Casio en la muñeca de aquel figurante romano de Nerón, sonrió y haciendo un aspaviento se marcho.

————————–

Pues si, ayer tocó visitar el Bellas Artes. Hacía tiempo que no caía esa visita y en estos meses se expone: “La Estela de Murillo”. Esperaba más de esa exposición, sobre todo después de haber leído críticas buenísmas desde Sevilla, pero claro, no es la misma que ha estado en la capital Hispalense el pasado año, muy restringida esta. De todas formas uno aprovecha y se da una vuelta por esos lugares que tanto gustan (al menos a mi) y que por estar cerca no se visitan con tanta frecuencia como a gustaría. Recomendable al fin y al cabo. Si no por la exposición con relación a Murillo si por el resto del Bellas Artes de Córdoba.

 

 

El micro… bueno, el micro es una excusa para colar la foto de Estrella.

Publicado en Entretenimiento, Fotografía, Relatos, Viajes | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

De libros y niños.

Acabo de ver esta imagen: 

 

He recordado el susto de hace algunos años, casi quince. Cuando el renacuajo que andurreba por casa se acercaba a la estantería. Teníamos mesas con plásticos antigolpes en las esquinas, en las puertas había seguros para que no se cerrasen de golpe pillasen los dedos con los marcos, los cajones con abridores especiales, por su puesto todos los enchufes que no se usaban con sus respectivos seguros antibebe pero… en la estantería no había ningún tipo de seguro. Era yo quien se encargaba de levantarse del sillón si una mano llena de chocolate se acercaba a algún libro, si buscaba algún juguete entre las estanterías o si, como pasaba con los libros de Alexandros (con colores muy llamativos) la vista, la mano y hasta la lengua se iba para abrirlos o saborearlos.

Para mi, en aquel tiempo, los libros eran un totem. Un elemento sagrado al que glorificar fuese cual fuese su edad, condición, sin siquiera importar en exceso el contenido. La mano de un infante recorriéndolos era algún tipo de sacrilegio que intentaba evitar. Para eso había libros infantiles, cuentos, comics (mas tarde) que él podía disfrutar. Ver sus dibujos, saborearlos, llenarlos de chocolate y vainilla, como si quería dejar una loncha de jamón de separador. Me daba igual con tal de que los míos, quedasen en sus estanterías, impolutos, esperando una relectura, una salida de préstamo, o simplemente aumentasen mi ego al verlos allí, alineados en la estantería. Un icono de sabiduría, de presencia, una manera de ensalzar la casa, un adorno intelectual. Ahora, cada vez que veo una postal como la de arriba me da coraje todas aquellas veces que le retiré la mano de la estantería, de los libros, todas las veces que le dije eso de: No se toca. Son los libros de papá. Cuando seas grande… Por que ahora, esos libros siguen allí, impolutos, esperando una relectura que no llega, un aire que no tienen, una vida que me he encargado de alinear unos con otros por tamaño, por peso, por volumen y siguen esperando que alguien, aunque sea un infante con manos de chocolate les devuelva la vida.

P.D. Claro que esto quizá lo pienso hoy, ahora, al ver la postal de arriba. Quizá si tienes hijos y los traes a casa y sus manos se acercan a mi estantería… Quizá… Quizá se las corte.

Claro que también le puedo dejar los libros de Barrio Sésamo, El capitán Garrapata, algunos de Barco de Vapor y un montón de comics que seguro que les gustaría mas.

Publicado en Entretenimiento, Libros | Deja un comentario

Ferragosto 2018.

Se nota que está Rafa en casa. En estos días, la variante mas grande que hemos tenido con respecto a los otros años, ha sido el ejercicio constante de los últimos días. Kilómetros de paseos por Córdoba por culpa de una apuesta. Se supone que a principio de septiembre tenemos que pesarnos los dos. La gracia está en bajar de peso con comidas saludables y ejercicio. No vale dejar de comer (aunque Rafa creo que hace fullería por la mañana, un actimel no es un desayuno.) Hay que hacer al menos el desayuno, el almuerzo y la cena. En casa ha desaparecido el chocolate blanco, los pictolines y las chuches. Por mi parte hay las mismas cervezas que compré el día 1 de agosto, la misma botella de vino y aún sigue quedando salchichón del Pozo. La lechuga, la fruta y el agua, también un acuarius, se han hecho los dueños de la nevera.

Pero… cuando digo que se nota, sigue siendo por la lectura del mes de agosto. En poco tiempo ha caído la serie de “Spiderman Superior”, bueno… solo cinco tomos. “El guantelete del infinito”, “La guerra del infinito”, “Venom” y “El caída del caballero oscuro” Volumen 1 y 2. Me falta “Arma X”, al que le tengo muchas ganas y como todo lo bueno se deja para el final y alguno mas que debería traerse en los próximos días. La lectura de novela se ha ralentizado: “Pepita Jimenez” ha sido lo único que he leído completo para terminar el reto lector de agosto. Muchos relatos, de Bukowski, de Benedetti, de la sonrisa vertical, y un descubrimiento: Lucía Berlín. Que me está encantando. Queda mucho agosto y la peor parte parece que ya ha acabado después de otra ola de calor que hemos pasado sin aire acondicionado. Ahora la pereza se hace eco en la casa (aunque se hace necesaria después de tanta caminata), y las series y películas vuelven a ocupar el lugar preferente nocturno.

Lucía Berlín  (Pincha para artículo Jotdown)

 

Rafa está deseando que llegue el día 7 de septiembre, lanzamiento del juego de Spiderman. Yo… yo me conformo con que al final del día pueda decir: Que bien lo he pasado. No con todos puedo decir lo mismo pero… la verdad… si que me lo curro para que así sea.

Publicado en Entretenimiento, Libros, Relatos, Salud y bienestar | Etiquetado , , | Deja un comentario

Increible-ble

Quizá tener un hijo adolescente hizo que hace doce años terminase por aborrecer a Los Increibles. Una y otra vez son muchas veces para un padre. Pero luego llegaron los diez, los doce, los catorce años y entonces del odio al amor hay un paso. Los increíbles se convirtieron en un película, no familiar si no, de la familia. Así que esta segunda parte era de obligado visionada nada mas salir.
Íbamos con un poco de miedo, eso de las segundas partes ya nos había pasado con varias: Doris, y Car fueron las últimas secuelas que no nos dejaron buen gusto. Pero hoy hemos salido del cien como Dash, gritando eufóricos por el peliculón que se ha marcado Pixels.
0019171556Después de lo acontecido con Síndrome en la primera parte la segunda deja a los Parr sin casa. Un acaudalado defensor de los “Supers” ofrece a Frozono la posibilidad de volver a legalizar a los héroes. La historia cambia de protagonista y es entonces Elastigirl la encargada de salvar vidas y objetivos mientras Mr. Increible las pasa canutas con los problemas familiares.
Una historia increíble que nos hace reírnos con las travesuras de Jack-Jack y con nuestra familia favorita de “Supers”.

(Si Jack-Jack ya era mi favorito antes cuando se junta con Edna Moda… ¡Es desternillante!)

Publicado en Entretenimiento, Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario