Llego tarde.

Suena la alarma del móvil. La apago y remoloneo en la cama. Vuelve a sonar otra vez. ¡Coño! ¿Ya han pasado veinte minutos? Las siete y no tengo ni pizca de ganas de levantarme. Me justifico las pocas ganas a que estoy pachucho desde hace unos días. Toso varias veces para justificarme con más contundencia.  Tampoco pasaría nada si llego tarde un día. Hay mucha gente que llega tarde, hay mucha gente que falta al trabajo, yo nunca lo he hecho. Pero hoy… ¡Joder que pocas ganas!

Silvia se levanta antes que yo. Cuando vuelve del baño empieza a vestirse. ¿No te piensas levantar? Me pregunta. ¡No! Le contesto convencido. Y  en menos de un minuto ya tengo las piernas en el suelo. Bueno, si, me he levantado, sin ganas pero voy a tardar lo indecible para llegar a trabajar. Así que tardo en decidir que me voy  a poner. Me ducho con parsimonia y me recreo con el agua. Me visto sin prisas, y recojo algunas cosas para meterlas en la mochila. ¡Si! Sin prisas. Me voy al cuarto a hacer la cama y ponerme las botas pero Silvia se ha adelantado. Ha hecho la cama ella. ¡Sorpresa! Lo peor es que una vez puestas las botas ya estoy para salir a trabajar. Preparo el sobre de Frenadol que me toca por la mañana, espero que los granos se diluyan mientras voy girando la cuchara despacio. ¡Está asqueroso!  Miro el reloj: Las 7:26. ¡Joder! Las siete y veintiseis. Si me voy ahora ya llego lo menos veinte minutos antes. ¡Me voy a prepara un café! Pienso. Lo bebo a sorbitos cortos, lentamente, recreándome en el sabor. En el olor no porque con el resfriado que arrastro no me entero de nada. Silvia recoge su bolso. Me voy, dice., me llevo el coche.  ¿Si? Le pregunto.Entonces llévame. Vale, me contesta, voy cerca. Me coloco la chaqueta y cojo un pañuelo. Silvia entonces me dice que antes tiene que parar para dejar una cosa en su trabajo. Nos coge de camino. ¿Como? Pregunto. Mi idea de llegar tarde es llegar con la hora justa al trabajo, si acaso uno o dos minutos de retraso, pero si ella tienen que pararse se puede hacer que eterno. Y esperar en el coche a que vuelva para llevarme a mi y entrar quince o veinte minutos tarde… ¡No! Eso si que no. Casi mejor que no, le digo. Me voy en bici. Salgo detrás de ti.

Llego al curro. Faltan cinco minutos para que empiece mi turno. Quizá hoy no he podido llegar tarde pero de mañana no pasa.

Anuncios
Publicado en Entretenimiento, Pasatiempos | Deja un comentario

Cuenca.

Aquí debería venir una entrada preciosa sobre Cuenca. Hace poco nos fuimos de viajes Estrella y yo pero es que… ni ganas de escribir. Empecé una hace poco, creo que lo primero que escribí fue la frase

Casas Colgantes,

de Coque Malla en “Todo es mentira”: Me voy a Cuenca. (Me encanta esa película.) Lo que pasa es que después todo se cruza, y quieres  buscar la foto chula, que antes hay que editar, y escribes siendo interrumpido cuarenta millones de pares veces. Y, lo que iba a ser una entrada espectacular, que ríete tú de la web de turismo conquense, al final es solo un batiburrillo de chorradas. Así que lo que voy a hacer es escribirlo por aquí, sin pensar mucho ni editar y que salga el sol por Antequera.

A ver, os cuento: Primero el viaje venía a cuento del regalo de Navidad. Cada vez me rompo menos la cabeza con los regalos y en algún lugar saldría Cuenca. ¡Coño! Dos mas dos, así que un viaje a Cuenca que tiene gracia y había ganas. Luego, por su puesto, cuadrar fechas. ¡Me cago en la puta! Ni un ministro tiene la agenda tan complicada como la tengo yo para quedar con Estrella. Después de mirar y remirar… Se quedó en el último fin de semana de enero. Los viajes en temporada alta no entran en el presupuesto familiar. Enero es un mes tan bueno como cualquier otro, además hizo un tiempo muy bueno. Eso si, se iba el sol y aquello era la Tundra. El caso es que el viernes tiramos para Cuenca. Viaje sin prisas, pero con pocas pausas. Para comer ya nos metimos en un garito, muy decente, de la calle Las Torres. (Como si estuviésemos en Lucena, vamos.) Paseos por la ciudad, visita al punto de información y turismo, comprar entradas para las exposiciones de de Bill Viola, y alguna parada para tomar algo. Después por la noche estaba claro: Concierto de CDSI (Compañía de Sueños Ilimitados). ¡Muy bueno! Y además un sitiio chulísimo y un ron de puta madre. No llevaba mala pinta el viernes en Cuenca. Eso si, ya lo he dicho, se va el sol y aquello es un congelador de nivel industrial.

El sábado nos hartamos de andar. Salimos del hotel a primera hora y hasta la noche, no muy de noche porque en Cuenca a las diez no hay autobuses. Catedral, exposiciones, Museo de arte abstracto, Parador de Turismo, Plaza Mangana, y bares. Que si no… ¿a que vamos a ir ningún sitio? Están bien los bares y los pubs de Cuenca. Si no fuera por el frío… ¿me estoy pasando con lo del frío? Bueno, la próxima vez voy a esos sitios el mes de julio. El caso es que está bien, muy bien, y no nos cansamos de pasear. Eso si, el domingo tocaba coche y aprovechando que  la carretera estaba gustosa nos paramos mas que un reloj de “a peseta”. Que si aquí hay un molino, que mira que sitio mas gracioso para tomarnos unas tostadas, ¡cusha, las Lagunas de Ruidera! ¿Nos metemos? ¡Tírale! Y así, entre una parada y otra el viaje de vuelta se nos hizo muy ameno. Donde el navegador ponía cuatro horas y media nosotros tardamos once y poco. Recalculando fue la palabra del viaje hasta Córdoba.  Y es que no hay nada como eso de hacer kilómetros a gusto, sin prisas, con su música decente y quitándote todos los caprichos que se te presentan en formato señal de tráfico.

Total… ya digo, esta entrada debería ser algo decente de lo bien que ha estado el viaje, pero se va pasando el tiempo, se va borrando la memoria, (aunque para eso tengo por ahí apuntado sitios, mapas, entradas…) y lo peor… las ganas. Y de hoy no pasaba que escribiese que Cuenca merece la pena.

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

18

Dieciocho. Mi nene cumple hoy dieciocho años. Esta manía que tiene de hacerse mayor no se de quien le viene. Al principio me sentaba mal que creciera, ahora ya lo tengo asumido. Que llegue hasta donde quiera o pueda. Solo queda acompañarlo mientras tanto y dar algún consejo que otro. Con dieciocho años se admiten pocos y sobre todo si son de tu padre. El caso es que además de hacerme más viejo, también me hace más feliz. ¡Joder dieciocho años! ¡Que cabrón! Y este post más que nada es… pues eso que estoy contento y orgulloso de tener un nene que, aunque sea un mamón de vez en cuando, es un buen tipo.

¡Que coño! Que esta muy bien.

Publicado en Pasatiempos | Deja un comentario

A tomar viento.

¿Has venteado alguna vez? A mi me enseñó mi padre. Una de esas veces que estábamos en casa de mi abuela y, no sé porqué, traía un montón de garbanzos. Yo, que los garbanzos solo los había visto en bolsas del supermercado, ahora en botes de cristal, me sorprendí mucho cuando me enseñaron que venían en vainas, con sus hojas, y sus “cascarujas”. El caso es que además de trillarlas, saltando encima y pisoteándolas, nada de usar el trillo, después hubo que tirar todo al aire. Todo lo que no servía se lo llevaba el viento, vamos, lo que viene a ser “ventear”, el garbanzo, lo más pesado se quedaba allí, cerca de donde estábamos, a nuestro lado. Fue una tarde divertida, creo que a partir de ese día el cocido dejó de ser esa comida repugnante.
El caso es que a veces se nos olvida “ventear”. Nos vamos quedando con todo alrededor y así ni los garbanzos están buenos, ni vamos a saber diferenciar lo que queremos de lo que no.
Con la vida que llevamos ahora mismo ni es necesario el viento ni hacerlo en una era. Aprovecha un día de estos y ventea. ¡Verás como empieza a gustarte el cocido!

 

 

(Acabo de encontrar esto como respuesta a alguien en este mismo blog. Me ha gustado y lo dejo como entrada.)

Publicado en Alimentos y bebidas, Entretenimiento | Etiquetado , , | 2 comentarios

RetoLector2018 (¿y 2019?)

Este año las lecturas han venido marcadas por el reto que nos planteó Irene a principio de año. Doce meses, doce libros. Todas cumplidas a raja tabla, exceptuando el mes de mayo, donde la propuesta fue: “Uno que debiste leer en la escuela y no leíste”, donde la cambié por “Leer en un formato distinto”. (RetoLectorMayo). El caso es que ha estado entretenido, temáticas distintas, libros que se quedaron en el tintero y he recuperado, desconocidos que me han encantado (manda narices que el que mas me ha gustado fue escogido por la elección de portada). Pero no solo he leído esos libros, también ha habido otros a los que se han cruzado, alguna recomendación, y comics, que normalmente no suelo poner en la lista de libros, y por su puesto blogs. ¡Muchos blogs! Unos muy buenos, a los que sigo con menos asiduidad de la que me gustaría (Aquí guardo una lista de algunos que mas me gustan), otros curiosos, y algunos que han salido por twitter, facebook y se han perdido rápidamente en la memoria. Los diarios cada vez me tienen más desencantado y a veces he intentado una abstinencia informativa que deriva en mono a las cuarenta y ocho horas. Bueno… os voy a ir contando cuales son los que he leído este último año.

La lección de August. Me gustó mucho, lo leí para poder ver la película y por que Mónica SV me dijo que le había gustado.

El ladrón de morfina. (RetoLectorEnero). Por fin cayó, llevaba tiempo viéndolo en casa y me estaba poniendo de los nervios tener libros sin leer. Le tenía ganas al autor y no esperaba mucho. Fue una sorpresa agradable.

Eva. De Pérez Reverte lo leo casi todo. El segundo de Falcó sigue en su línea. El tercero va a caer pronto.

Cada palabra cuenta. Un libro que saca @MuchoCuento y tengo el gusto de participar. Esta gente se lo curra mucho y de ello lo tengo casi todo.  Y si no los sigues… ¡tardas!

Watchmen. Este es de los comics al que le tenía muchas ganas. Ya digo que no suelo poner los comics en esta lista pero este no podía faltar. Si me gustó la película, este me encantó. ¡Que bueno!

El puente de Alcántara. (RetoLectorFebrero) Recomendado por Sofía AC. Un buen libro. La parte histórica ya me sorprende poco pero siempre es amena.

Quinoterapia. No solo de Mafalda vive el Quino. Y este es de esos libros, con ilustraciones, por su puesto, que no se puede quedar en el tintero. Llevaba tiempo con él y en marzo lo acabé.

El rey Lear. (RetoLectorMarzo). Que mas clásico que Shakesperare. Uno de esos libros que sabes de que va y vas dejando. ¡Ya tocaba!

Mujeres compran flores. Tú vas a la librería y siempre hay algún libro (muchos en mi caso) que te llaman la atención. Este es de esos y además venía recomendado por MCarmen GA. Sin ser espectacular, si que es entretenido.

Soles negros. ¡Otro de Arturo Andrade! Bueno, de Ignacio  Valle que es el escritor. Me encantó el primero de esta serie y ya los he leído todos. Soles negros no es recomendable si no  conoces a Arturo desde que buscaba al dragón. (Enlace?)

Dos mujeres en Praga. (RetoLectorAbril)El libro prestado se lo pedí a Estrella, llevaba tiempo viéndolo en su librería y Juan José Millás es de mis autores preferidos.

La costilla de Adán. De Antonio Manzini, con Rocco Shiavone. Desde que leí todo lo de Toni Romano tengo que buscar gente que me guste. Schiavone es la hostia.

Mi nombre escrito en la puerta de un wáter. De Paz Castelló. Me gustan los libros que tratan de escritores. Este está bien pero no va a ser uno que recomiende a mucha gente.

Bartleby y Compañía. De Enrique Vila Matas. Una especie de ensayo que… bueno, si lo tienes a mano cógelo y echa un ojo pero tampoco te marees mucho buscándolo.

La guitarra azul.(RetoLectorMayo). Lo más entretenido de este libro fue lo que tuve que montar, luego me ha venido muy bien, para leerlo. Con lo recomendado que venía por revistas y artículos y… yo no lo voy a hacer.

Apocalipsis Z. (RetoLectorJunio.) De Manuel Loureiro. ¡Un libro de zombis! Me he leído un libro de zombies. Eso si, que conste que lo hice para tener argumentos que rebatir a Christian ZJ que a él le encante el escritor.

20 Poemas. De Bukowski leo y releo, así que esta selección de poemas cayó en un momento.

Tantos Lobos. De Lorenzo Silva. Otro autor al que sigo y me encanta. Por cierto con libro nuevo que va a caer este año.

La acabadora. (RetoLectorJulio). Lo encontré en la librería Piper de Guadix. Era el libro que había que leer por que te gustaba la portada. ¡Me encantó! Lo he recomendado a todo el mundo. Si lo quieres me lo pides.

La noche de la iguana. Este es un libro de relatos de Tenesse Williams. Como todos, o casi todos, los libros de relatos tiene algunos buenos y otros no tanto. Eso si, fácil de leer.

Sinopsis del Cine. Divertido pero cansado si intentas seguirlo del tirón. Es una selección de películas con el mismo formato. Se lo regalaron a “erDani” y yo le eché un ojo. Para tener poco tiempo de leer esto no es recomendable, ni si quiera si te gusta el cine. Para reírte un ratito si.

Pepita Jiménez. (RetoLectorAgosto) Otro de esos libros que has escuchado, visto, y conoce todo el mundo pero no había leído. Me gustó y además creo que hay una serie de los sesenta a la que le tengo ganas.

Relatos eróticos de verano. Un libro “fresquito” para verano. Algunos te dejaban chapetas y un calentón propio del verano, otros… otros te dejaban frío. (Que casi se agradecía.)

La Eneida. (RetoLecoSeptiembre). Creo que este lo acabé en octubre pero me gustó. Eso si, maréate buscando los lugares y nombres. Te das cuenta que mucho de lo que has leído hasta ahora viene de los clásicos. Lo de “Nihil nobum sub sole” se te queda cada vez mas claro.

Tierra de campos. (RetoLectorOctubre). Lo había leído Mariola en tiempo record. Record por el tiempo que tardó en leerlo, así que le tenía uno poco de mal rollo, auque ella decía que estaba bien. Y no, está genial. Este es de esos que debería leerse Vanesa, JoseRamón y todo aquel que le guste la música y lleve ya algunos años encima.

Red Dog. De Louis de Berniéres. Un tóstón. Pero es de los que tocaban en la escuela de idiomas y cayó para octubre.

Sol de Mayo. Antonio Manzini. Ya te digo que Schiavone es buenísimo.

Huckeberry Finn. ¡Otro de inglés! Eso si,  a este le tenía ganas, la película por su puesto la había visto de pequeño y todos hemos querido ser Huck.

La elegancia del erizo. (RetoLectorNoviembre). El bestseller que escogí no me cuadró tanto como pensaba. Está bien pero… me faltó mas. Creo que estoy tan acostumbrado a las series que este se merecía una.

El ángel Dadá. (RetoLectorDiciembre) Comic o novela gráfica de Fernando González Viñas (El del Gosando) y José Lázaro. ¡Genial! Otro muy recomendable.

Y… ¡ya está! Algunos cómics de Marvel y DC, de superhéroes, de fotografía y, ya digo, muchos blogs, pero menos de los que me gustaría. Si has acabado la entrada por completo y, encima has curioseado los enlaces, ya te puedes apuntar otro libro mas para este año. Sin llegar a ser Islandés, si que estoy contento con lo que he leído este año. El próximo… ¡mas y mejor!

P.D. La librería Al-Andalus nos propone este RetoLector2019, aún no tengo decidido si hacerlo pero el primero… ¡menos de 100 páginas! Parece fácil sin prestar mucha atención. Ya veremos como sale.

Publicado en Entretenimiento, Libros | Etiquetado , | Deja un comentario

25 de diciembre de 2018

Buenos días. Feliz Navidad.

Me he despertado pronto, solo y con pocas ganas. Sin embargo es Navidad, aunque trabajo esta tarde y voy a poder celebrar poco. Tampoco hay problema por eso. Tiene pinta de ser un gran día. He desayunado, he puesto una lavadora (estoy esperando que acabe para tenderla), y he felicitado a la mayoría de la gente que ayer me mandó algún whatsapp. Al móvil ayer le hice poco caso. En casa, mientras escribo, están sonando villacicos. Ahora mismo hay una versión rock de Noche de Paz.

No, no me voy a quejar de esta Navidad. Lo mejor haber pasado algo muy malo es que todas los días que compares después son mucho mejores. Y… ¡Que coño! Ayer fue un día muy entretenido y hoy de momento no va mal. Ya digo, puede ser un gran día. Al fin y al cabo es solo cuestión de mentalizarse. Y a este día le quedan aún muchas horas para hacerlo memorable.

¡Vaya! Pita la lavadora. Me voy a tender.

Nos vemos pronto, espero.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El Ángel DADÁ.

Quizá tarde en ponerme al día con el Reto Lector de noviembre pero el de diciembre lo acabo con mucha antelación. Mi “libro con ilustraciones” no ha sido tal. Tenía una retolectoroctbiografía pendiente de Emmy Ball-Hennings, la musa de “Cabaret Voltaire”. Le tenía muchas ganas, primero por que era una historia de Fernando Gonzalez Viñas con el dibujo de José Lázaro y ya comenté hace tiempo que disfruté mucho “El último Yeye”, de la misma gente. Después por que la cultura europea de principios de siglo pasó toda, o mucho de lo relevante, por allí. En seis meses de apertura del Cabaret Voltaire dio para mantener una vertiente dadaísta que aún sigue en nuestros días. ¿O de dónde crees que vienen todas esas obra de ARCO que no sabemos si es arte, cultura o una gilipollez?

El caso es que desconocía a Emmy Hennings. Es lo que tiene ser mujer, como leí hace poco puedes entrar en el Prado como visitante, como musa pero difícilmente como pintora. A Emmy le ocurrió lo mismo, es la esposa de, la amante de, la musa de, pero desconocía su poesía, su vida, sus motivaciones o desmotivaciones. A fin de cuentas siempre intentamos quitarnos a cualquiera que puede hacernos sombra y a principios del siglo XX hacerlo con una mujer era mucho mas fácil.

Fernando González, conocedor de la literatura alemana, que para algo es traductor, se ha sacado una biografía en formato novela gráfica que no desmerece para nada cualquiera a la que puedas echar el guante. Los dibujos de José Lázaro encajan en el ambiente triste de la drogadicta, poeta, amante, cantante, madre, puta, actriz, musa, escritora; por que Emmy, como casi todos los grandes artistas en esa época tuvo que hacer cualquier cosa para salir adelante. Alemania no estaba en sus mejores tiempos por esos años y entre otras cosas, viajar mucho es la mejor manera de conocer sitios, gente, lugares. Zurich es el lugar ¿elegido? para fundar el Cabaret. La elección viene determinada mas que nada por la necesidad. Exiliados alemanes que viven entre Suiza, Italia, Francia… No es que la cultura viajese, es que los echaban de todos sitios. Ya sabemos que todo lo que sale de la norma no es bien visto y Emmy, junto con todos los coetáneos, fundadores Dadá, dieron, como suele decirse, mas vueltas que un volador. Algunos con mas suerte que otros a los que si se salvaron de la primera guerra, difícilmente lo harían de la segunda.

9788494740428Pero desvarío, el caso es que me ha gustado mucho, una novela gráfica, biográfica, que no es mi fuerte, pero que está genial. Quizá quede alguna por algún estante de tu librería, incluso creo que han sacado la segunda edición. Pedazo de regalo que te vas a marcar como te de por hacer de Papa Noel en Navidad.

Publicado en Libros | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

Reto Lector Noviembre

¡Tarde! Llego tarde. Tan tarde como para saltarme un mes sin publicar. Tan tarde que el reto lector de noviembre acabó en diciembre, hace ya una semana de eso. Tan tarde que la publicación de este post se mete en el 13 de diciembre, con prisas, con  la intención de no volver a dejar un mes en blanco. ¿Que qué he leído? La elegancia del erizo.

Se supone que tocaba un best seller y a este le tenía ganas desde que me negué a ver la película. Ahora tengo excusa para echarle un ojo. A no ser que se me vuelva a hacer tarde para verla. Y es que, últimamente, todo va llegando tarde. Casi como esta entrada, que empecé a escribir a primera hora de la mañana y ya ha pasado el medio día. Lo peor es que si sigo… Voy a llegar tarde al curro.

Publicado en Entretenimiento | Etiquetado , | 1 Comentario

Toros: Cultura popular y contracultura.

Fue de casualidad que me enteré. Bueno… de casualidad, más bien por culpa de esa manía que tengo de amargarme el día a base de cafés y noticias. En un lateral del diario venía un anuncio de coloquios, exposiciones y comic sobre toros. ¿Toros? Cada vez es más difícil que en esta ciudad se habla de toros, o al menos que se hable bien. El caso es que en Orive hay una exposición de comics relativa a la tauromaquia. Tenía pinta de estar entretenida y entonces me encuentro que además habrá dos coloquios: jueves y viernes.  Y lo mejor: participa Luis Francisco Esplá.

Así que, aunque no iba a poder asistir desde primera hora, avisé a la familia del evento. Tarde pero con ganas llegué a la Sala Orive. Allí ya estaban dos de mis hermanas a las que no me costó encontrar. Y es que dos rubias en una conferencia de toros es difícil de esconder.  Una vez en el asiento, Mariola me pone en antecedentes.  Escuchar a Espla es un aliciente estético taurino de esos  que es pródigo el maestro. Esplá templa, lleva la conversación a un mundo de arte, manda con su voz aflautada y distribuye los silencios lo mismo que paraba el tiempo con la muleta. Sus dos contertulios, Victor J. Vazquez y Rubén Amón pusieron la guinda contrastando con el maestro. Mientras que Fernando González tuvo una acertada dirección de la charla con puntualizaciones históricas. (Exceptuando una comparación de la tauromaquia con un bosque japonés y un templo que nadie entendió.) Entre otras cosas se comentó la modernidad del taurino, y es que defender un arte minoritario y perseguido es totalmente revolucionario.

Si la charla fue entretenida, el descanso hasta el documental fue mágico. Luis Francisco Esplá se dejó fotografiar con los asistentes y departió sabiduría y gracia entre los que nos arremolinábamos  a su alrededor. Como un Aristóteles en el foro rodeado de alumnos embelezados nos dejó con sus palabras.

Espla

A las nueve comenzó el documental: Bajo Tauro y Orión. Ahí vemos a un Esplá metódico, perfeccionista, tanto con él como con su hijo. Un Esplá familiar que muestra sus orígenes en Alicante y su descendencia taurina.

A la salida de Orive todos los que caminábamos por la calle San Pablo íbamos con una sonrisa de oreja a oreja ,se comentaba lo grande que es el tipo, algún que otro descontento con la fiesta, los taurinos tenemos mucho que reclamara últimamente sobre todo con nosotros mismos y lo rápido que pueden pasar tres horas cuando uno está a gusto.

Publicado en Entretenimiento | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Tierra de Campos.

Lo había visto muchas veces. En la playa, en el salón de su casa, en el coche, en el hospital. Cuando le pregunté a Mariola si por fin lo había terminado y me dijo que si, que además le había gustado… Dudé un poco. Casi seis o siete meses en terminar un libro que te ha gustado… No sé, no me cuadraba.

Pero el caso es que el reto lector de octubre te proponía el libro de un autor famoso en tu país y después de plantearme alguno que otro me decidí por este. David Trueba no es conocido por su faceta de escritor, que lo es y muy bueno, la dirección y su vinculación al cine no nos hace verlo como como el próximo académico de la RAE (que podría serlo) si no como uno de esos faranduleros del séptimo arte que aparecen entre alfombras rojas y critican al ministerio de cultura cuando les dan un cabezón en los Goya. Así que cumplía el requisito imprescindible de ser famoso. Y ahí me adentré en la “Tierra de Campos” que nos propone el sr. Trueba.

Tierra de campos, que también podría ser Tierra de Campos, es un libro que nos cuenta la vida de David Campos a raíz de buscar un lugar definitivo para el féretro de su padre. El libro es un completo dejavú mientras ocurre esta historia. Una serie de fotografías que Dani Campos nos va mostrando de su vida, de su familia, de amigos y de su grupo de música. Un libro en el que los que ya pasamos de los cuarenta nos vamos a sentir identificado. (Excepto por la de polvos que hecha el tipo.) Donde vamos a ver a nuestros amigos, a como fuero y que queda, a volver a recordar los refugios que una vez fueron piernas de modelo, otras brazos de oso o incluso manos infantiles que nos cogieron un dedo.

¡Si! Me ha gustado mucho este libro de David Trueba y si eres de los míos, de los que andamos por el segundo tercio de la vida… Léelo.

 

Solo espero que no hagan la película.

Publicado en Libros, Viajes | 1 Comentario