Tengo hambre.

Tengo hambre. Tengo hambre y el teléfono no para de sonar. Me doy mi tiempo para cogerlo, como si cada timbrazo me llegase al estómago. Alimenta poco y decido cogerlo. Al otro lado una voz de mujer pregunta. Una vez, otra. La curiosidad mató al gato, pienso. Pero no muere, sigue preguntando y quejándose. Y yo tengo hambre. Decido darle un bocado al auricular. La mujer se altera.  ¿Por que he hecho eso? Me pregunta. Ella es una señora casada, dice. Y entonces miro el micrófono, me extraño y lo beso. Pero no cuelga y noto una lengua en mi oreja. Ahora soy yo el extrañado pero me envalentono y decido lamer el auricular. La mujer gime. Yo también, pero sigo teniendo hambre.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Libros 2019

Esta es la lista de libros que he leído en el último año. Creo hay unos cuarenta y tres. Aunque quizá sean mas y haya olvidado apuntar alguno que me haya pillado en otro sitio.  Os dejo en negrita los que mas me han gustado. Están por fecha de finalización, son estos:

10/01/19 No soy un monstruo. Carme Chaparro.  Me apunté a un club de lectura online y este era el primero. No conocía nada de la periodista y me gusto mucho el libro. Una sorpresa agradable encontrarlo y un personaje Ana Arén, al que habrá que seguir. (Creo que ya tienen los derechos los de Mediaset para una película o serie.)

12/01/19 The Canterville Ghost. Oscar Wilde. Si, en inglés. Tenía que practicar la lectura y debería hacerlo mas a menudo. Siempre me gustó la pelicula de el fantasma, era super divertida. Me llamó la atención que el libro es un poco mas macabro.

01/02/19 Sabotaje. Arturo Pérez-Reverte. De este tipo lo leo casi todo. Sabotaje es una continuación de las aventuras de Arturo Falcó. No lo recomendaría a la ligera a no ser que ya lleves los dos primeros.

03/02/19 Don Gil de las calzas verdes. Tirso de Molina. Este libro lo he leído a partir del #RetoLector2019. Le tenía ganas y un vistazo a los clásicos te hace recordar que está todo escrito, pero ahora de otra manera.

09/02/19 De piedras y almas. Sergio Pino. Este libro lo encontré en una biblioteca privada. Muy interesante para los que nos gusta curiosear Córdoba y pasar los dedos  por una muralla, o un libro con años nos pone los vellos de punta. Me hubiese gustado conocer algo mas de este tipo pero solo descubrí que murió al poco de editar el libro.

13/03/19 La ridícula idea de no volver a verte. Rosa Montero. Otro que me apareció en las lecturas. Me gusta Rosa Montero y en este libro tiene frases y escenas muy buenas. Quizá la temática no es mi fuerte y para desgracias… ya vienen solas.

23/03/19 Cuaderno de campo. Maria Sanchez. Muchas ganas de leer este libro. Sigo a @mariamercromina desde hace mucho tiempo y lo había ido dejando pasar. No me extraña que tenga tanto exito, es algo nuevo.

24/03/19 Sopa de lunares. Diana Razmovich. ¡Muy divertido! Y eso que, como tío, algunas de las cosas deberían de chocarme pero… lo que me reí.

26/03/19 Yo, Julia. Santiga Posteguillo. Había que leer el premio Planeta, así que.. ¡cayó! Posteguillo es un escritor de esos culturales. Aprendes un montón con sus libros pero si has leído muchos lo mismo es repetitivo. ¡Ole por él que se merecía un Planeta! Pero poco mas.

29/03/19 Cuenta atrás. Micros. VVAA.

04/04/19 Microeconomía del amor. David Ugarte

08/04/19 Economía sin corbata. Yanis Varoufakis. Estos libros de economía entraban en el RetoLector de abril. Quizá para los que tenemos ya una idea de como va el mundo nos llega tarde. Ni siquiera Varoufakis nos saca de nuestra desidia.

10/04/19 Década. Poesía. Andrés Neuman. Con lo que me gusta Andrés Neuman y no le pillo el punto a sus libros. En este de poesía, al menos está todo, mucho bueno pero… no todo.

13/04/19 Manual para mujeres de la limpieza. Lucía Berlín. ¡Dios! De lo mejorcito que he leído, que he acabado, este año. Lo empecé en 2018 y me lo he ido dosificando como si fuese la última tanda de hojaldrinas de enero. Este manual debería estar en los colegios para aprender a escribir. Digna sucesora de Bukowski.

02/05/19 El rey recibe. Eduardo Mendoza. Creo que es una trilogía lo que quiere hacer Eduardo Mendoza con este libro. Con lo que me gusta este escritor no estoy seguro de seguir con los otros dos que quedan pendientes.

21/05/19 La ladrona de libros. Markus Zusack. Otro del club de lectura. Le tenía ganas pero haber visto la película con antelación le quitó interés.

24/05/19 Mejor Manolo. Elvira Lindo. De Manolito Gafotas lo leo todo. No puedo evitarlo. ¡Me encanta! Eso si, no lo recomendaría a la ligera.

28/05/19 El rompecabezas del cabo Holmes. Carlos Landauro. No conocía al Cabo Holmes y en algún sitio lo recomendaban. No está mal pero yo sigo prefiriendo al que viene después.

03/06/19 07/07/2007 Rocco Shiavone 5. Antonio Manzini. Ultimo libro publicado en castellano del Rocco Shiavone. Esperando como agua de mayo que salgan los siguientes.

16/06/19 Un chino en bicicleta. Ariel Magnus. Ni se por que terminé el libro. Es malo.

19/06/06 La biblioteca de los libros rechazados. David Foenkinos. Tenia ganas de ver la película y leí el libro antes. Ni uno ni otro me encandilaron.

24/06/19 Esperando a Robert Capa. Susana Fortes. Una biografía de Gerda Taro que me ha gustado. Esta mujer está a la sombra de Capa y no desmerece nada.

05/07/19 El carmín y la sangre. Montero Glez. Meter a Ian Fleming en Gibraltar en un caso de espionaje parecia una buena idea de Montero Glez. Lo parecía.

16/07/19 La Galatea. Miguel de Cervantes. Uno de los clásicos pestiños que puedes leer en resumen mejor que directamente.

17/07/19 Antología del Cuento extraño. VVAA.

19/07/19 El Coyote. José Mallorquí.

19/07/19 La vuelta del Coyote. José Mallorqui. Creo que hay setecientos mil libros de el Coyote, me leí los dos primeros, me puedo hacer una idea de los otros seiscientos noventa y pico mil. Entretenido folletín pero sin tiempo para esto.

30/07/19 Reina roja. Juan Gómez-Jurado. Después de leer tantas recomendaciones de este libro había que darle una oportunidad. No me defraudó. Tanto que volví a leer algo del tipo este.

13/08/19 El mundo de Sofía. Jostein Gaarder. Uno de esos libros que se quedan en el tintero y pasa el tiempo y no encuentras el momento. Bueno pues ya era hora. Tarde pero muy recomendable sobre todo para estudiantes.

22/08/19 Lluvia fina. Luis Landero. Recomendación de Concha Jurado que leí en poco tiempo y me gustó. Quizá no tanto como para ponerlo como uno de los mejores libros del 2019 que dicen por ahí.

23/08/19 A la puta calle. Cristina Fallarás. Esta recomendación es de Hugo Gallardo. Curioso pero dan ganas de repartir tortas y algunas se las llevaría la periodista.

25/08/19 El detective del Zaidín. Alfonso Salazar. De estos libros que compras al azar, por el título y te entretienen. Me gusto.

04/09/19 Lejos del Corazón. Lorenzo Silva. Bevilaqcua es genial, así que si no has leído nada de Lorenzo Silva y su pareja de Guardia Civiles ya tardas. Este es el último.

24/09/19 Cuatro amigos. David Trueba. Me gusta Trueba, y el libro está bien. Los personajes son los que no me cuadran. Quizá con unos años menos seria uno de mis libros de cabecera, pero con cuarenta y siete… Casi que no.

30/09/19 Nocturnos. Kazuo Ishiguro. Relatos de Ishiguro, uno de los libros de RetoLector2019. Un escritor con premio Nobel. ¿Que no te suena Ishiguro? Seguro que has visto alguna película de sus libros.

14/10/19 Cicatriz. Juan Gómez-Jurado. Ya he dicho que me gustó el tipo. Tengo que leer mas de él.

17/10/19 Agujetas en las Alas. Dani Rovira. Un personaje famoso decía el reto. Y a este libro de micros de Rovila le  tenía ganas. Como casi todos los libros de micros te da una de cal y otra de arena. Eso si, los dibujos preciosos.

28/10/19 La chica invisible. Blue Jeans. A ver, si Irene tiene varios libros de este tipo yo tenía que leer algo. Ya lo he hecho. Será dificil que pille un segundo.

16/11/19 La soledad de los números primos. Paoli Girodano. Recomendado por Lola Izquierdo. Me ha gustado mucho, a veces algo raro pero te deja un regusto que… que si.

18/11/19 Espera a la primavera, Bandini. John Fante. Recordé a Bandini un día. Me había leído uno de sus libros y volví a buscara todo lo que tenía John Fante. Este libro, el primero de la saga Bandini, tenía que leerlo. Y en breve caerá el tercero que ya está en pendientes.

22/11/19 El silencio de la ciudad blanca. Eva García Saenz. Aún no he visto la película pero el libro me ha gustado. Tengo que pillar el segundo y el tercero de la trilogía de Vitoria. Que esa es otra, habrá que ver la ciudad.

13/12/19 Sidi. Arturo Pérez-Reverte. Ya digo que de Reverte lo leo casi todo. Este es para forofos. Con ramalazos de “la Cacería” de Paternain y los western de Zane Grey. La visión del Cid que tiene Arturo es entretenida pero este libro no llega a la altura de otros del escritor. Bueno… casi ninguno de la última década.

21/12/19 La verdad sobre el caso Harry Quebert. Joel Dicker. Recomendación de Antonio Montes. De hace unos años que lo hizo, y mira tú por donde me ha gustado. Creo que hay pelicula, a ver si la puedo ver en breve. Un acierto.

Publicado en Libros | Etiquetado , | Deja un comentario

El Teclado.

Hemos cambiado el teclado del ordenador. Después de jodernos varios días al no percibir que se quedaba atascada la tecla de introducción nos hemos hartado y hemos pedido otro. Ha sido un error. La política de gasto mínimo de la empresa nos ha mandado un teclado para elfo doméstico. Un miniteclado donde los dedos, los nuestros al menos que tienen pinta de ser los de Homer Simpson, chocan unos con otros. Donde la “o” y la “i” están a la par. Y cuando queremos decir “por”, escribimos “pir”, “dedos” son “dedis” y la “b” y la “v” se mezclan como si fuese martini con vodka.

La tecla de introducción es tan pequeña que si nos despistamos marcamos el número 4 del bloque númerico, y para marcar las teclas de ayuda, o los altavoces de función, el imprimir pantalla o algo así nos estamos dejando las uñas largas para afinar la puntería. Acertamos malamente con las tildes porque el meñique es el único dedo que le viene bien a este teclado, aunque también es mas diminuta.

Recuerdo a uno de mis profesores de informática. Cuando decía que ahora los ordenadores podían ser minúsculos que solo los limitaban el diseño y la comodidad de las personas. Luego eso mismo lo vimos con los móviles y parece que ya da igual la comodidad. Nuestro teclado de elfo doméstico nos va a hacer mirar mas que antes y tener cuidado con lo que “escribimis”. Quizá una de las ventajas es las risitidas que nos vamos a dar.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

26590

El gordo ha pillado a mucha gente en la cama. Es domingo y la pereza de un sábado prenavideño se acumula bajo las sábanas. A todos no, claro. A otros los habrá pillado volviendo del trabajo, o entrando, de viaje, o corriendo. (Espero que no le toque la lotería al que se haya levantado un domingo como para correr.) Muchos desayunarán con el soniquete de los de San Ildefonso. Miraremos de vez en cuando el número que tengamos mas cerca para ver que no tiene nada que ver con el último premio que han cantado y, hasta que acabe el sorteo, tendremos esperanza en algún premio pequeño. Cuando acabe, la esperanza se quedará en la pedrea. Y mañana pensaremos en que al menos seguimos vivos, que hay una Navidad por delante para disfrutar y, bien pensado, que no estamos tan mal como nos quejamos.

Pero eso será mañana… Hoy, aún quedan unos pocos números por salir.

Publicado en Entretenimiento | Etiquetado , | Deja un comentario

Teatro Romano de Guadix.

Daniel me dejó en frente del cuartel de la Guardia Civil. Te llamo y nos vemos cuando salga de la fábrica, me dijo, si no… a las cinco en este mismo sitio. Así que la primera vez que pisé Guadix lo primero que vi fue un cuartel. Quizá podría decir que me llamaron la atención las alamedas de la entrada, o la casa cueva que parece una torre cercando un cerro, el hotel del Carmen… pero no. Lo primero que vi de Guadix fue el cuartel de la guardia civil (que ya no está donde antes). Y es que como copiloto soy bastante regulero, el viaje lo di durmiendo la mayor parte del tiempo. Así que cogí mi mochila y seguí la dirección que marcaba el centro. Lo segundo que llamó mi atención fue la Torre de la Catedral. ¡Impresionante! Y eso que la vi desde la carretera de Granada que si llegamos a entrar por la de Murcia… pues también me la hubiese dormido. El caso es que lo tercero que llamó mi atención de Guadix fue precisamente un solar con un sitio estupendo donde ni si quiera había coches. ¡Que mal se organizan estos accitanos! Pensé.

Y lo peor es que eso he seguido pensando hasta hace poco, bueno… concretamente hasta 2011 que volví a ir allí y conseguí enterarme que había restos arqueológicos. Más tardefue cuando empezaron a hablar de ellos y por fin en 2014 empezaron a poner en valor el Teatro Romano de Guadix.

Este fin de semana, por fin, he podido visitar los restos que se encuentran a los pies de la Catedral. Ni si quiera hay que hacer un gasto de imaginación porque Lourdes, la guia que vino conmigo, me iba explicando las terrazas de los restos y con ella llevaba un cuaderno donde las imágenes te ayudaban a visualizar el teatro. Durante un rato pude ser consciente de como el río había anegado varias veces esa arquitectura, también vi como los musulmanes hacían uso de poder y, como en todos sitios, aprovechaban esos restos para hacer sus obras. (Justo al lado está la Torre del Ferro que en su base tiene parte de los sillares del teatro.) Incluso otra riada que fue la que propició que aquello se convirtiese un huerta (Huerta de los Lao) y que a nadie le diese por volver a tocar el teatro. (Curioso, lo que lo destruyo, lo salva.) ¡Joder! Hasta pude verle la cara al becario de arqueología que enviaron para limpiar las cloacas de desagüe que tiene que mantener el teatro. (La capa freática la tiene muy cerca.)

El caso es que este fin de semana uno de esos pendientes de Guadix ya ha caído. Lo peor es que hablando con Lourdes me ha dado varios mas que habrá que ir viendo como caen en las próximas visitas. Por que hay mas, muchas mas que ver en la colonia de Julia Gemela Acci. 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Día de difuntos.

Como todos los años el abuelo Salvatore nos dejaba los regalos a los pies de la cama. Entre ellos nos dejaba una nota en la que nos hablaba de sus abuelos, nuestros antepasados, que ellos eran quienes nos enviaban el regalo en estas fechas.

Papá decía que eso eran tradicionalismos estúpidos del pueblo del abuelo pero después nos hacía vestirnos y nos llevaba a darle las gracias frente a su tumba.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Bravucones.

Yo aún no iba al colegio, así que para mi era un día igual que otro pero con televisión por la mañana en vez de la carta de ajuste.  Estábamos muchos en casa de Rosario, y parecía que lo que ponía en la tele era importante. A mi me gustaba ver a tantos soldados desfilando, eran como mis muñecos pero ellos se movían mejor. A ellos la escopeta, aún no distinguía de armas, siempre le caía en las manos.  Los mios difícilmente se mantenían en pie. Si, estaba bien aquello de tanta gente reunida frente a la televisión. Es el primer recuerdo que tengo de ella.

Ayer, sin embargo, no fue un día especial. No hubo nadie alrededor de la tele por la mañana. Todo el mundo estuvo trabajando como un día cualquiera, bueno, menos en Córdoba que era San Rafael y había perolada. No había desfile militar, ni jefes de estado, no había reyes cuando sacaron de su tumba al mismo tipo que enterraron aquella vez. Sin embargo seguía manteniendo a mucha gente expectante. A mi, que como cuando era pequeño, ni me iba ni me venía, me lo metieron con calzador. No vi la tele pero internet no paraba de enviar videos, imágenes, el seguimiento completo del ataúd. (La mejor crónica sin embargo fue de @ElMundoToday.)

Sinceramente… no lo entiendo. A ver, puedo entender que quieran sacar a un jefe de estado de su tumba y llevarlo a otro sitio, y mas cuando ha sido un estado dictatorial, pero para eso se hace una ley, se vota en el congreso, todo el mundo de acuerdo o al menos una mayoría se exhuma con los funcionarios de turno y se le lleva a donde decida la familia. Hasta ahí bien. Hacer que eso sea un triunfo lo veo un poco vergonzoso. ¡Si ya esta muerto! Puedes ir y mearte en la tumba si quieres, no lo veo bonito pero si tanto rencor tienes no te cortes. Eso sí, atente a las consecuencias que para eso hay leyes.

A mi, lo que ha estado haciendo el gobierno con este tema, me recuerda un poco a cuando era niño y subía con mi hermana a la habitación de salar en casa de mi abuela. Después de la mantanza el cochino estaba expuesto, despiezado, con la careta encima de un montón de sal y nosotros nos acercábamos con una de las varas de las aceitunas . Entonces nos envalentonábamos y  le dabas con ella  en el morro. Daba un poco de miedo aún, sobre todo cuando iba cayendo la noche. Pero nos creíamos temeriarios, casi, enfrentándonos a un cerdo que estaba más que muerto.

Publicado en Noticias y política, Sin categoría | 1 Comentario

Cuatro amigos.

Tu juntas un montón de problemas de gente que ya no volverá a usar el carnet joven Euro26. (Que por cierto lo cambiaron para menores de 30 justo cuando yo los cumplí.) Te euro26los llevas a un viaje sin destino y te sale un libro como el que David Trueba hace con este “Cuatro amigos”.

Raul, casado y con dos gemelos de pocos meses, que está deseando salir de casa pero la vida de crápula ahora le frustra y le hace sentir una culpable por dejar esas obligaciones.

Blas, con una asignatura en la carrera, sobrepeso y un complejo de osito de peluche que no intenta quitarse. Es el amigo de todos, el de ellas también, y folla menos que los Roper.

Claudio, el guapete del grupo, con trabajo chungo pero sin ataduras. Solo es fiel a su perro y tampoco mucho. Le entra a todo lo que lleve faldas y no tenga complicaciones.

Solo, es el mote del narrador, no conocemos su nombre, el niño triste de papá (y mamá) que no está contento con nada. Buscador de felicidad pero incapaz de encontrarla, mas que nada por que lo que de verdad le gusta es ser un amargado y echar las culpas a los demás.

En “Cuatro amigos” Trueba nos mete en una furgoneta que huele a queso y nos lleva a hacer gamberradas por media España. Playa, verbenas de pueblo, hoteles de carretera… son los sitios por donde nuestro “amigos” van encontrando borracheras, polvos ocasionales, amores lejanos y cercanos y puyas, muchas puyas. De esas que les lanzas a tus amigos y que, pasado el tiempo, no sabes como han podido aguantarte o aguantarlas tú. De esas que duelen tanto como desestresan.

Quizá este libro me llega tarde. Quizá no, seguro. Por que en el viaje de los cuatro dan ganas de repartir alguna que otra hostia a estos adolescentes tardíos. Con historias que avergüenzan mas que nada por que en alguno nos podemos sentir plenamente identificados.

David Trueba nos recuerda en este libro que eramos los reyes, los inmortales, los que sabíamos disfrutar del mundo aunque lo quisiéramos explotar con todo dentro, nos recuerda que eramos unos completos gilipollas a los que a veces seguimos añorando.

libro-1549967969

Publicado en Libros, Relatos | Etiquetado , | 1 Comentario

Magna.

¡Ya da igual!

Da igual que llueva hoy. Que durante los últimos días los del centro hayan criticado tanta procesión y actividades en su entorno. Da igual que no estén todos los Nazarenos de Córdoba, vuelvo a echar de menos a la gente de Lucena pero es que allí son mas de santería que de cofradías. Da igual que seas ateo, agnóstico, católico de eventos o capillita. Por que hoy, lo que tenemos en Córdoba es un montón de imágenes repartidas por la ciudad.

¡Que si! Que esta tarde si Dios quiere y el tiempo no lo impide se procesionaran desde la iglesia de turno que las tenga recogidas hasta la Mezquita (Catedral) de Córdoba donde estarán durante unos días. Tiene pinta el día de que va a ser difícil que eso ocurra pero ya te digo: ¡Da igual!

Por que lo importante es conciliar a todo esa imaginería cordobesa en un solo lugar. Un trabajo que han realizado el cabildo con las cofradías. Que podrás ser mas o menos católico practicante pero hay que reconocer que eso es un curro y de los grandes. Y esta oportunidad no se te va a presentar todos los años. Por que una de las cosas chungas que tiene la Semana Santa es que es en el mismo tiempo para todos. Y claro, tú a donde vas es a la tuya. Si sales de nazareno en Priego, no vas a ir el Viernes Santo a ver la de la Rambla por muy bien que te hayan puesto al cristo. ¡Tu sales en la tuya! Pero mira por donde esta vez te puedes permitir el lujo de plantarte al lado de la Mezquita y ver, no solo el de Nazareno de  Priego, también el de la Rambla, Espejo, Castro del Río, Las Angustias de Córdoba, Las Ánimas… ¡Vamos para hartarte! Treinta y un paso en las calles de Córdoba. Y… ¡Oye que al fina no salen! ¡Da igual! Te coges tu mapa de iglesias cordobesas y, cual guiri en época de patios, te vas a ver todas las que puedas. Por que da igual que seas creyente practicante, budista o ateo confeso, con un mínimo de sensibilidad que tengas vas a poder disfrutar de la belleza de las iglesias y las tallas cordobesas.

Me dicen que la Iglesia de San Agustín luce extraordinaria con las dos tallas de Juan de Mesa. Pero uno,  que le tira mucho Priego, sabe que la que está espectacular es la de San Francisco con el Nazareno de Priego. Luego… ¡Para gustos los colores! Podrás criticar todo lo que quieras pero si fuese tú… ¡No me lo perdía!

Por que entonces si que no te va a dar igual.

Publicado en Entretenimiento, Organizaciones | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Cinco y media.

Ruido en la habitación. A mi lado una ventana se abre, una persiana se levanta. Alargo la mano. La pierna que toco me es conocida, la acaricio.

– ¿Que haces? – Pregunto somnoliento.

– ¡Tengo calor! A ver si corre algo de aire.

Gimoteo un poco, aún no se si por que me ha despertado la luz de la farola del parque que me da de lleno o por que se va la pierna que acariciaba.

– ¿Que hora es? – Le pregunto mientras me estirazo en la cama.

– Cinco y media.

Siento el algodón de su camisón rozando los dedos de mis pies. Se acuesta y me pego a su cuerpo.

– ¡Quita, quita! Con el calor que desprendes. ¡Echa para allá!

Me vuelvo a mi lado de la cama. La farola del parque me lanza sus rayos luminosos justo a los ojos. Los cierro pero parece que no hay manera. Traspasan los párpados. A mi lado la respiración pausada que anuncia un nuevo sueño. Cojo el móvil para certificar que era cierto lo de la hora. Teóricamente aún tengo una hora mas de sueño hasta que el despertador me obligue a levantarme. ¡Teoricamente!

Las otras opciones son… Bueno, ya ves cual he elegido. Ponerme a escribir que no puedo dormir.

 

Publicado en Entretenimiento | Deja un comentario